Acciona se ha adjudicado el contrato de construcción y posterior explotación y mantenimiento durante treinta años de una segunda autopista en Canadá por un importe de 575 millones de euros, informó el grupo. Se trata de la Southeast Stoney Trail, una vía de 25 kilómetros de longitud que formará parte de la circunvalación de la ciudad de Calgary, en la provincia de Alberta.
El proyecto se financiará mediante un sistema de colaboración entre el sector público y el privado similar al que contempla el nuevo Plan Extraordinario de Infraestructuras anunciado en España.

En virtud del sistema, durante la etapa de construcción de la vía, el Gobierno federal y la provincia de Alberta aportarán al proyecto un total de 332 millones de dólares canadienses (unos 247 millones de euros).

En cuanto a la contribución de capital privado, Acciona y su socio en el consorcio adjudicatario, la canadiense SNC Lavalin, han cerrado ya con éxito una colocación de bonos con la que han obtenido el importe que les corresponde aportar del presupuesto total.

Se trata de la primera emisión de bonos que el grupo que preside José Manuel Entrecanales realiza en el mercado de Norteamérica, a la que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's le ha asignado un rating de 'A'.

Acciona y su socio recuperarán posteriormente la inversión mediante el canon anual que la administración canadiense les abonará durante los treinta años en que explotará la vía y en función del grado de disponibilidad que ofrezca la autopista que, de esta forma, queda libre de peaje para el usuario final.

CONCESIÓN DE TREINTA AÑOS


El contrato incluye el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento de la autopista. El plazo de concesión total asciende a 33,5 años, dividido en un periodo de tres años y medio para la construcción y otro de treinta par su posterior explotación.

La autopista Southeast Stoney Trail formará parte del proyecto de circunvalación de la ciudad de Calgary, el denominado 'Ring Road', la mayor inversión de carreteras de la provincia canadiense.

Las obras suponen construir 25 kilómetros de autopista, de tres carriles por sentido y su posterior explotación. El contrato incluye además la gestión y el mantenimiento de un tramo de vía ya existente de doce kilómetros de longitud.

Con este proyecto, el grupo refuerza la presencia que ya tiene en Canadá, uno de los países clave de su estrategia de internacionalización, fundamentalmente en el mercado de concesiones, en el que ha logrado cuatro proyectos en los últimos dos años.