Los diecinueve acusados por la quiebra en 2001 de Swissair, durante siete décadas la aerolínea de bandera de Suiza, han sido absueltos por la Justicia. Los procesados sean indemnizados con 3 millones de francos (1,8 millones de euros). El proceso se había iniciado en marzo de 2006, cuando la Fiscalía suiza presentó su acta de acusación, en la que pedía penas de prisión de entre 6 y 28 meses, así como multas individuales de hasta 1,08 millones de francos.