Al menos dos grupos presentaron ofertas en efectivo a última hora del viernes por el contrato de 75 años de la autopista Pennsylvania Turnpike, lo que podría representar uno de los mayores acuerdos en el codiciado sector de infraestructuras de Estados Unidos. Uno de los grupos oferentes está encabezado por el operador de autopistas de peaje Abertis Infraestructuras y compuesto además por otros socios financieros sin identificar, según un portavoz de la compañía. Una persona cercana a la situación explica que el otro grupo oferente está formado por Cintra y el australiano Macquarie Infrastructure Group. Las filiales de Grupo Ferrovial y Macquarie Group ya cuentan con una importante presencia en Norteamérica, donde conjuntamente operan autopistas de peaje en Indiana, Illinois y Ontario.