Abertis, Ferrovial y Sacyr Vallehermoso han manifestado su interés por participar en el concurso que prevé abrir Portugal para privatizar el ente gestor de su red de aeródromos, Aeropuertos y Navegación Aérea (ANA), y adjudicar la construcción del nuevo aeropuerto de Lisboa, un proceso estimado en unos 3.500 millones de euros, informaron hoy a Europa Press en fuentes del sector. El grupo que preside Luis del Rivero prevé concurrir al concurso a través de su filial portuguesa Somague, que ya ha manifestó su intención de pujar por el proyecto en consorcio con Mota Engil, Brisa y un conjunto de entidades financieras lusas.