El presidente de Abertis, Salvador Alemany, aseguró hoy que ACS y Criteria, los dos accionistas de referencia de la compañía, tienen voluntad de continuar en su accionariado, por lo que el grupo de concesiones mira hacia el futuro con mucha tranquilidad ante eventuales movimientos de estos socios.
"Me parece que nadie está en la voluntad de irse, creo que todo el mundo está en la voluntad de continuar protegiendo la compañía", declaró Alemany en la rueda de prensa previa a la junta de Abertis.

El presidente de Abertis reconoció que "evidentemente" ACS y Criteria (que controlan un 25,8% y un 28,9% del grupo, respectivamente), tienen que defender sus intereses espefícos y hacer lo que les conviene, en relación a la posibilidad de que estos dos socios cedan parte de su participación en la compañía para dar entrada a un tercer socio.

No obstante, el presidente del grupo aseguró que Abertis "no teme en absoluto" algo que pueda hacer un accionista, porque está convencido de que cualquier decisión que se tome en algún momento será buena para la compañía. "Estamos muy tranquilos y no lo digo como una salida retórica", apostilló.

Lo que sí preocupa al equipo gestor, explicó, son los movimientos, de millones de acciones, que han sido un poco rápidos, porque afectan en momentos determinados al volumen de negocio puntual y se coloca de golpe mucho papel en el mercado.

Preguntado por la eventual entrada de dicho tercer socio, Alemany evitó pronunciarse sobre el perfil de accionista más idóneo para el capital del grupo de infraestructuras. A su juicio, lo más importante es estar siempre "cómodos" con los socios que se tiene en cada momento y afirmó que si algún día esto varía, la compañía se adaptará al cambio respetando su filosofía.

Sobre si ACS y Criteria irán de la mano ante un eventual movimiento en sus participaciones, el presidente de Abertis afirmó que prefiere no opinar sobre decisiones que competen a sus socios de referencia. "No sé ir de la mano significa hacer lo mismo en cada momento; funcionan con un nivel de diálogo excelente y que me da la impresión que va a continuar siendo así", apuntó al respecto.

Asimismo, Alemany detalló que desde 2007 las entidades financieras que estaban presentes en el capital de Abertis han ido desprendiéndose de sus participaciones en el grupo por diversos motivos, hasta situarlas en el entorno de entre un 5% y un 6%. "Este 5% no nos preocupa", consideró.

En 2009, Abertis alcanzó un beneficio neto de 653 millones de euros, un 5,6% más, y los ingresos se situaron en 3.935 millones, un 6,9% más. Las inversiones sumaron 1.394 millones, de los que 1.161 millones se destinó a expansión. La deuda neta se situó en los 14.590 millones.