Grecia se enfrenta hoy a una nueva huelga general de 24 horas que afecta al transporte urbano, a las conexiones marítimas y ferroviarias, a los vuelos y a los servicios sanitarios y educativos.

Los ciudadanos griegos se echan nuevamente a la calle en protesta contra las políticas de austeridad y los planes de privatización del Gobierno. Desde la madrugada de hoy han empezado a dejar de funcionar varías líneas de transporte público en Atenas, aunque el servicio se reactivará a media mañana para facilitar la asistencia a las manifestaciones convocadas por los sindicatos en el centro de la capital.

La situación en Grecia continúa deteriorándose. Se especula con una quita de la deuda soberana de entre un 50 al 70% y Reuters comenta que podría estar ultimándose un segundo plan de rescate.
 
Al menos hubo una buena noticia en la colocación del Tesoro de Grecia, que recaudó ayer 1.625 ME (vs previsión de 1.250 ME) en su subasta de letras a 6 meses con una rentabilidad del 4,889% (vs 4,8% en la subasta anterior). El ratio de cobertura fue de 3.58x.