Los resultados empresariales de Wall Street parecen estar sentando bien a los inversores. Los futuros americanos avanzan en Estados Unidos en una racha que ha permitido que todos los índices estén en positivo desde que comenzó el año.

En estos momentos, los futuros de los tres principales índices, el S&P 500, el Dow Jones y el Nasdaq avanzan entre un 0,37% y un 0,4%. De cerrar así la sesión, la bolsa de Estados Unidos completaría tres días con alzas consecutivas. A cierre del martes, el Dow Jones subía un 0,3% desde enero, el S&P 500 avanza un 1,2% en ese tiempo y el Nasdaq se apunta alzas del 5,5%.  

Desde un punto de vista técnico, el analista independiente Alfonso Centeno, escribe hoy en Estrategias de Inversión que “como se aprecia en el grafico del futuro del VIX (mayo), en la zona de los 16, pasa una directriz bajista, superada con las caídas de febrero, donde ha hecho un pullback. El S&P podría estar cerca de una corrección, o al menos, cerca de resistencias donde debería consolidar, por lo que, parece probable que entre la zona de los 16 y el siguiente soporte principal en los 15,25 del VIX, veamos algún rebote significativo. Por arriba, los 18 debería ser una zona fuerte de resistencia”.

volatilidad

Los buenos resultados empresariales han caído como un bálsamo en el ánimo de unos inversores que en las últimas semanas sólo se habían movido al ritmo de la geopolítica.   El consenso prevé que los miembros del S&P 500 mejoren un 17,3% sus beneficios en el primer trimestre, la mayor expansión desde 2011.

Este miércoles ya ha publicado sus cuentas Morgan Stanley, cuyo beneficio de enero a marzo subió un 38% gracias, como ha ocurrido con el resto del sector, a la rebaja de impuestos y al incremento de los ingresos de las unidades de trading, muy activas por los episodios de volatilidad de estos meses. En concreto, la entidad ha publicado un beneficio de 2.670 millones de dólares, o 1,45 dólares por acción. El consenso estimaba que esta cifra quedaría en 1,25 dólares.

También hay que vigilar las acciones de United Continental Holdings y CSX, cuyas acciones suben en la apertura un 3% y un 5%, respectivamente, tras publicar unos beneficios superiores a los que esperaba el consenso.

Todo lo contrario ocurre con IBM, que cae más de un 5% en la preapertura tras decepcionar con sus resultados al cierre del martes.   A los inversores no les convence que las ganancias del primer trimestre estén impactadas, fundamentalmente, por extraordinarios.

Fuera de los resultados, hoy los inversores pueden esperar actividad en VMware tras conocerse que el activista Carl Icahn ha comprado un paquete accionarial en la compañía, con lo que no es descartable que en breve comiencen los movimientos del conocido inversor.

Entre los datos macroeconómicos más destacables de la sesión cabe esperar la publicación del Libro Beige de la FED, en el que se darán más detalles de las condiciones económicas de los 12 distritos del banco central.

Aunque los datos económicos de hoy serán más bien escasos, es posible que los mercados resulten impactados por el discurso que pronunciará el presidente de la FED de Nueva York, William Dudley.

Unas declaraciones que pueden ser importantes en un entorno en el que la rentabilidad de los bonos continúa subiendo en Estados Unidos. Tanto que el diferencial de deuda entre el bono alemán y el de Estados Unidos a dos años ha alcanzado máximos desde 1989 y se sitúa casi 300 puntos básicos por encima del equivalente alemán.