Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en la apertura, manteniendo la tendencia de la sesión de ayer. Las ganancias de Wall Street se producen después de que el presidente Trump haya rebajado las amenazas a China en materia comercial. Sin embargo, el mandatario presiona a los países aliados para que detengan las importaciones de petróleo de Irán. Con el precio del crudo repuntando, Chevron lidera las subidas del Dow Jones.

Detalle de un cartel de Wall Street

Apertura al alza en Wall Street, ante las rebaja en el tono del presidente de EEUU, Donald Trump, en el marco de las tensiones comerciales con China. Así, el Dow Jones sube un 0,14%, el S&P 500, un 0,29% y el Nasdaq, un 0,36%.

Con el Dow Jones en los 24.377,22 puntos, la mayor subida del índice industrial es la de Chevron, que repunta un 1,34%, ante la subida del precio del petóleo.

A continuación se sitúan Caterpillar y Boeing, que repunta un 1,28% y un 1,07%, respectivamente.

En la parte contraria de la tabla, destaca el descenso de McDonald's, que retrocede un 1,47%, seguido de Intel, que cede un 0,92%; y de J&J, que pierde un 0,40%.

 Así, Wall Street mantiene la tendencia positiva después de que en la sesión de ayer el parqué neoyorkino cerrase con ganancias, gracias al impulso de las compañías del sector energético y a pesar de la incertidumbre en torno a posibles medidas comerciales contra China.

El presidente de EEUU, Donald Trump, adoptó ayer un tono ligeramente menos beligerante acerca de las posibles restricciones a la inversión china en compañías de sectores tecnológicos en EEUU, al alinearse con su secretario del Tesoro Steve Mnuchin y afirmar que la protección de la tecnología americana se puede realizar a través del Comité de Inversión Extranjera Directa en EEUU. Este comité ya revisa actualmente la adquisición de compañías estadounidenses por parte de compañías extranjeras para asegurar que no supone una amenaza para la seguridad nacional.

Los analistas de Link Securities consideran que “los inversores quisieron ver ayer en estas manifestaciones del presidente Trump cierta inquietud por parte del Gobierno estadounidense por el impacto que sus últimos anuncios en materia comercial habían tenido en el comportamiento de las bolsas. Es evidente que las mismas son en alguna manera un paso atrás de Trump en su escalada verbal contra las políticas comerciales de China”.

Sin embargo, ayer Trump afirmó que el gobierno está completando un estudio sobre el aumento de los aranceles a la importación de automóviles de la Unión Europea y sugirió que tomará medidas pronto.

"Estamos terminando nuestro estudio de los aranceles a los automóviles de la UE, que se han aprovechado de Estados Unidos en forma de aranceles y barreras comerciales. Al final todo se igualará, ¡y no llevará mucho tiempo!", tuiteó Trump.

El mandatario amenazó el viernes con aplicar aranceles del 20% a todos los coches ensamblados en la UE que lleguen a EEUU, un mes después de que su gobierno lanzase una investigación para determinar si estas importaciones constituyen una amenaza para la seguridad nacional.

Situación del Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq, en Wall Street

Wall Street, pendiente de los precios del petróleo

La agencia Bloomberg informó ayer que el Departamento de Estado de EEUU estaría presionando a los países aliados para que detuvieran todas las importaciones de petróleo iraní antes del 4 de noviembre. Según la agencia, la administración estadounidense también estaría incitando a las naciones europeas a reducir el comercio con Irán para no enfrentarse a sanciones. Además, todo parece indicar que EEUU no tendría la intención de emitir extensiones o exenciones.

Los expertos de Link Securities destacan que esta noticia provocó ayer un fuerte repunte del precio del crudo en los mercados. “Está por ver en qué acaba toda esta historia, pero la realidad es que si Irán deja de exportar su crudo o ve estas exportaciones reducidas sustancialmente habrá escasez de producto en el mercado, que será difícilmente compensada con incrementos en la producción de otros países, por lo que los precios del crudo se pueden disparar al alza”, indican.

Por su parte, según publica la agencia de noticias iraní Tasnim, Irán considera que es imposible dejar al país fuera del mercado mundial del petróleo, tal y como ha pedido EEUU.

"Irán exporta un total de 2,5 millones de barriles de crudo al día, y condensarlo y eliminarlo fácilmente en un periodo de pocos meses es imposibles", dijo el alto cargo a la agencia.

Según publica Reuters, citando a  un alto cargo del Departamento de Estado, una delegación de EEUU visitará Oriente Medio la próxima semana para instar a los productores del Golfo a que garanticen el suministro global de petróleo, ya que Irán quedará fuera del mercado cuando las sanciones estadounidenses sean impuestas de nuevo el 4 de noviembre.

Con todo, en la apertura de Wall Street, suben los precios del petróleo. El Brent de referencia en Europa sube un 1,17%, hasta los 77,04 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense se revaloriza un 1,89%, hasta los 71,83 dólares por barril.