En las últimas semanas el mercado está muy atento a la evolución de la llamada curva de tipos, sobre todo ante la posibilidad de que se invierta en Estados Unidos ya que esto podría indicar riesgo de una recesión.

Comenta el analista independiente en su último vídeo que “la situación de curva invertida tiene lugar cuando la rentabilidad del bono a 2 años emitido por el Tesoro de EE.UU. supera en el mercado secundario de deuda la rentabilidad del bono a 10 años emitido por EE.UU”.

En estos momentos, por ejemplo, el diferencial entre la rentabilidad de los bonos a 2 años de Alemania y Francia está ya en máximos de 10 años.

Bermejo recuerda que “antes de llegar a esta situación donde la rentabilidad del 2 años supera o rebasa a la del 10 años, existe un proceso intermedio conocido como flattening o aplanamiento. Esto se produce cuando el diferencial de rentabilidad entre el bono a 10 años y 2 años va reduciéndose progresivamente hasta llegar a situarse en niveles negativos. Es en estos momentos cuando se puede hablar de curva invertida.

Como señala Bermejo, el diferencial de tipos se encuentra en proceso de estrechamiento desde diciembre 2013 cotizando actualmente dicho spread en niveles de 0,43%.

Como advierte Bermejo, en las últimas tres recesiones este indicador ha funcionado como un indicador adelantado del riesgo de recesión, tal como exponemos en el vídeo adjunto.

Curva invertida

Regístrese en el Servicio de Trading Profesional para acceder a este y todos los vídeos diarios de Ramón Bermejo