Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran ganancias, manteniendo la tendencia positiva con la que Wall Street cerró ayer, a pesar del dato de inflación de EEUU del mes de enero. Tras el avance de ayer, el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq se anotan un saldo positivo en lo que va de año.

Los futuros de Wall Street apuntan a una apertura al alza en la sesión de hoy, después de que ayer el mercado estadounidense cerrase con ganancias y con un avance del 1,03% en el Dow Jones en una sesión que permitió superar, el principio, los temores que se habían acumulado sobre un incremento de la inflación en EEUU. El S&P 500 avanzó un 1,34% y el Nasdaq, un 1,86%.

Con los avances de ayer, los tres indicadores se anotan un saldo positivo en lo que va de año, aunque lejos de las marcas históricas que se anotaron el pasado 26 de enero, antes de que comenzara una ola de ventas que se prolongó por varios días.

La jornada estuvo marcada por la publicación del índice de precios al consumo (IPC) de enero subió un 0,5% en Estados Unidos. Ese aumento estuvo por encima del 0,3% que habían anticipado los analistas, y colocó la inflación interanual en el 2,1%, frente al 2% que se ha fijado como meta la Reserva Federal (Fed).

Los analistas de Link Securities subrayan que, tal y como se esperaba, la publicación de la tasa de inflación del mes de enero en EEUU centró toda la atención de los inversores y condicionó el comportamiento de los distintos mercados.

Así, “el crecimiento de esta variable se mantuvo estable en términos interanuales al igual que lo hizo el de su subyacente, aunque en ambos casos superando las expectativas de los analistas. Sin embargo, y tras una reacción inicial acorde con lo que se esperaba -en un principio los futuros de los índices estadounidenses cedieron con fuerza arrastrando tras de sí a sus homónimos europeos-, “las aguas volvieron a su cauce” tras hacer los inversores una segunda lectura más positiva de los datos” explican.

Hoy los futuros del Dow Jones suben un 0,75%; los del S&P 500, un 0,45% y los del Nasdaq, un 0,52%.

En la agenda del día en EEUU destaca la publicación de las encuestas adelantadas de febrero, el panorama de negocios por la Fed de Filadelfia, con una previsión de 21,6 (22,2 anterior) y la encuesta manufacturera de Nueva York (18 frente a 17,7 anterior). También se conocerán las peticiones semanales de subsidio por desempleo.

En términos de precios contaremos con precios a la producción de enero, con una previsión de crecimiento del 0,4% en comparación mensual (frente al 0% anterior revisado al alza) y del 2,4% anual (2,6% anterior). Asimismo, se publicará la producción industrial de enero.

Antes de que comience la sesión en Wall Street, Cisco sube un 7,10%, hasta los 42,09 dólares por acción, tras presentar sus resultados. La compañía tecnológica estadounidense registró en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal unas pérdidas netas atribuidas de 8.778 millones de dólares, frente a los 2.348 millones de dólares que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido a la reciente reforma fiscal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump..

Así, la compañía ha presentado cifras superiores a las expectativas del mercado, con un BPA excluyendo impactos fiscales no recurrentes de 0,63 dólares frente a 0,59 dólares estimado y un margen bruto del 64,7% frente a 63,3% estimado.

Además, el guidance de la compañía para próximos período también tuvo una acogida favorable ya que la compañía espera cerrar el tercer trimestre fiscal con un crecimiento de ingresos entre el 3% y el 5%, frente al 1,6% estimado. Además, Cisco ha anunciado que aumentará su programa de recompra de acciones en 25.000 millones de dólares adicionales.

Con 374 compañías publicadas del S&P 500, el incremento medio del beneficio por acción es del 14,6%, superior al 11,0% estimado antes de la publicación de la primera compañía. De ellas, bate las expectativas el 76,2%, el 8,8% de las compañías han presentado resultados en línea con expectativas y el restante 15,0% decepciona.