Los futuros de los índices de Wall Street caen ligeramente a la espera de catalizadores que marquen la dirección de la sesión.  

Los futuros del S&P 500 caen en estos momentos un 0,06%, los del Dow Jones ceden un 0,09% y los del Nasdaq se retraen un 0,1%. Unos niveles que mantendrían las subidas desde enero de los tres índices después de haber podido recuperar lo perdido durante las correcciones de los últimos meses.

Las subidas se han apoyado en los últimos días en los buenos resultados de las compañías durante el primer trimestre. Como explica David Madden, analista de mercados de CMC Markets en el Reino Unido, “los datos macro continúan sin cambios y las tensiones geopolíticas siguen altas, con las relación entre Estados Unidos y Rusia algo tensionada, y la perspectiva de una guerra comercial en la mente de los traders. Aunque la perspectiva geopolítica no se ha deteriorado, tampoco ha mejorado y el sentimiento está estancado”, afirma este experto.

Esta semana ya se han publicado cuentas positivas de firmas como Netflix, Goldman Sachs y UnitedHealth, que ha podido compensar los números no tan positivos de IBM que ayer, por ejemplo, hizo titubear al Dow JonesEl consenso espera que los componentes del S&P 500 puedan mejorar un 17% los beneficios con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que supondría la mayor tasa de crecimiento desde 2011.

Entre los datos importantes que se conocerán hoy en Wall Street destaca el índice manufacturero de la FED de Filadelfia, que se publicará a las 14:30 hora española y las peticiones iniciales de desempleo semanales.

Sin embargo, la atención estará en las empresas. Por el momento hoy destaca la evolución de Amazon que sube más de un 2% en la preapertura, después de que su consejero delegado, Jeff Bezos, haya afirmado en una carta a sus accionistas, que su servicio Amazon Prime ya tiene más de 100 millones de clientes en todo el mundo.

Atentos también a la evolución de las compañías ligadas a los semiconductores tras publicarse al cierre del miércoles que Facebook está planeando diseñar su propio hardware.

Procter&Gamble sube más de  un 1% en la preapertura después de que sus beneficios del primer trimestre hayan superado las previsiones del consenso.  La compañía obtuvo unas ganancias de 2.510 millones de dólares durante el periodo, o 95 céntimos por acción. El año pasado, la cifra fue de 2.520  millones y 93 céntimos por acción. Sin tener en cuenta los elementos no recurrentes, el beneficio por acción fue de un dólar, superior a las previsiones del consenso, que estimaban una cifra de 98 centavos.

La empresa que fabrica productos como las maquinillas de afeitar Gillette ha elevado sus guías para este año. Prevé alzas del beneficio por acción del 6% al 8%.  Hoy la empresa también ha anunciado un acuerdo para comprar el negocio de consumo y salud de Merck por algo más de 4.200 millones de dólares. También han mejorado sus beneficios American Express. Philip Morris, Nucor y Alcoa.

En el mercado de divisas, el EUR/USD cotiza en 1,239 unidades, mientras que la rentabilidad del bono americano a 10 años vuelve a acercarse al nivel de 2,9% que desencadenó la corrección de finales de enero.

bono a diez años

En las materias primas, el oro se mueve ligeramente al alza hasta colocarse en 1.347 dólares la onza y el petróleo continúa con su escalada y se sitúa en máximos desde 2014 por encima de 74,6 dólares el barril de brent. La caída de los inventarios en Estados Unidos, el aumento de la demanda, la inestabilidad en algunos países de Oriente Medio, el desplome de la oferta de Venezuela y el deseo de Arabia Saudí (concentrado en la salida a bolsa de Aramco) de elevar el precio del crudo, son los factores que han ayudado a esta subida.