Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran avances en la preapertura de la primera sesión del año, una jornada de escasas referencias al otro lado del Atlántico.

Los futuros del Dow Jones suben un 0,16%; los del S&P 500, un 0,21% y los del Nasdaq, un 0,14%, después de Wall Street cerrase la última sesión del año con retrocesos.

Los analistas prevén que las acciones de Estados Unidos sigan subiendo en 2018 al considerar que la reforma fiscal impulsará las ganancias empresariales. Los expertos consideran que la reducción del impuesto de sociedades, del 35% al 21% y que se incluye en la reforma tributaria, es el principal factor para los avances bursátiles de cara a este año, aunque advierten de que dicho efecto puede durar menos de lo esperado. En marzo, la tendencia alcista del mercado estadounidense cumplirá su noveno aniversario. En 2017, el S&P 500 subió un 20%, su mayor alza desde 2013.

En una sesión de escasas referencias macroeconómicas, lo más relevante al otro lado del Atlántico será la publicación del índice PMI manufacturero de diciembre y las reservas semanales de crudo del API.

Precisamente la atención en la jornada de hoy está puesta en los precios del petróleo con el crudo en máximos desde mediados de 2015, por las protestas contra el Gobierno en Irán y los recortes de suministro liderados por la OPEP y Rusia.

Según informa la agencia EFE, el líder supremo iraní, Alí Jameneí, culpó hoy a los enemigos de la República Islámica de Irán de estar detrás de las manifestaciones, que han dejado al menos 20 muertos, y de querer perjudicar al país. "La hostilidad del enemigo es la existencia del espíritu de coraje, sacrificio y fe de la nación" ha señalado. La policía iraní ha detenido a más de 450 personas en Teherán durante los últimos tres días, intensificando la respuesta policial contra las manifestaciones antigubernamentales que comenzaron la semana pasada.

Irán es un gran productor de petróleo de la OPEP y una potencia regional fuertemente involucrada en Siria e Irak como parte de una batalla de influencias con su rival Arabia Saudí. Muchos iraníes están molestos por las intervenciones extranjeras y quieren que sus líderes creen más puestos de trabajo en el país, donde el paro juvenil alcanzó el 29% el año pasado, subraya la agencia Reuters.

En el apartado empresarial, destaca que Apple busca atajar la crisis de reputación abierta y frenar las demandas de algunos propietarios, tras reconocer que ralentiza la velocidad del procesador de varios modelos para alargar su vida útil.

En un comunicado colgado en su página web, la empresa se disculpó por la forma en que ha gestionado los problemas de rendimiento de los modelos más antiguos del iPhone. Apple dijo que reducirá el precio de las baterías de reemplazo de 79 a 29 dólares para todos aquellos propietarios de un iPhone 6 o un modelo posterior. Desde Alphavalue subrayan que la compañía de la manzana también anunció que introducirá una actualización en su sistema operativo a principios del próximo año que revele la salud de la batería del teléfono. Además, la tecnológica publicó una guía para ampliar la información sobre la batería de los iPhone y explicar a sus propietarios los factores que afectan a su rendimiento. Los títulos cerraron el viernes pasado con caídas del 1,08%.

Por su parte, las acciones de Amazon cayeron el viernes un 1,4%, después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, señalase que hay que subir el precio de los envíos por correo. El presidente estadounidense ha afirmado que este servicio pierde "miles de millones de dólares al año" y "hace así a Amazon más rico" en su particular guerra contra la empresa de Bezos.