Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en la preapertura de una sesión en la que el mercado sigue celebrando una reforma fiscal que previsiblemente se aprobará esta semana, cumpliendo con el objetivo del presidente estadounidense, Donald Trump.

Los futuros del Dow Jones suben un 0,51%; los del S&P 500, un 0,34%, y los del Nasdaq, un 0,58%, después de que el viernes Wall Street registrase nuevos récords, una vez allanado el camino para la aprobación de la reforma fiscal estadounidense.

Los legisladores republicanos de la Cámara de Representantes y Senado confirmaron que tienen los votos para aprobar la reforma después haber llegado a un acuerdo sobre una versión conjunta. El anuncio se realizó después de que el senador Marco Rubio, republicano de Florida, indicase su respaldo tras negociar la inclusión de una reducción de impuestos a las familias con hijos. Por su parte, el conservador de Tennessee Bob Corker, quien votó en contra en la primera versión, notificó que esta vez respaldará la modificación.

Previsiblemente, la mayor reforma fiscal en EEUU de los últimos 30 años, y que incluye una reducción del impuesto de sociedades del 35% al 21%, será aprobada esta semana. Así, los analistas de Bankinter destacan que “parece que la reforma fiscal verá la luz esta semana: mañana votará el Senado la versión definitiva (o aparentemente definitiva) y eso haría posible que el Presidente la firmara jueves o viernes. Esta versión final está algo suavizada con respecto a las aspiraciones iniciales de Trump, pero como contrapartida positiva entrará en vigor en 2018 y no 2019. Se confirma que los principales cambios son: Impuesto de Sociedades hasta el 21% desde el 35% (frente al 15% de planteamiento inicial) y mantiene los actuales siete  tramos, cuando el objetivo era reducirlos a tres”.

Sobre la sesión del viernes, la entidad destaca que Wall Street no se resintió a pesar de que "los indicadores publicados fueron algo flojos". La producción industrial aumentó en noviembre un 0,2%,  siete décimas menos que en el mes anterior y una por debajo del crecimiento esperado, y  el grado de utilización de la capacidad productiva repuntó hasta el 77,1%, una décima más, pero también por debajo de las expectativas (77,2%), al tiempo que el Empire Manufacturing, que mide la actividad manufacturera en Nueva York y estados colindantes, desaceleró más de lo previsto en diciembre al descender desde 19,4 hasta 18,7.

En el apartado empresarial, destaca el incremento del 3,3% de Costco en la sesión del viernes, hasta los 192,73 dólares, ya que batió las expectativas con sus cuentas del primer trimestre fiscal. Las ventas online subieron un 42%  (21% anterior), el beneficio por acción alcanza los 1,45 dólares (1,24 anterior), y el BPA ajustado fue de 1,36 dólares, dos centavos por encima de lo esperado. Así, parece que las inversiones que ha estado realizando para mejorar sus ventas online están dando sus frutos.

Por el contrario, Oracle retrocedió un 3,8%, hasta los 48,3 dólares, por la decepción que causaron sus cifras de ventas en el segundo trimestre fiscal, especialmente del negocio de cloud computing. Estiman que las ventas suban entre un 21% y un 25% en el trimestre lo que implica una desaceleración desde el 44% registrado en el último trimestre. Espera una BPA de entre 68 y 70 centavos, frente a los 0,72 dólares del consenso del mercado.

En la sesión de hoy, en Estados Unidos se publicará el índice NAHB mercado viviendas de diciembre con una lectura estimada de 70 puntos, el mismo dato que en noviembre. Así, la semana comienza sin relevancias de peso, mientras que a medida que se sucedan los días se conocerá el dato final de PIB del tercer trimestre, los pedidos de bienes duraderos, Fed de Filadelfia y encuesta de los consumidores de la Universidad de Michigan.