De hecho, los analistas del banco apuntan que la región en su conjunto crecerá un 2,3% este año y un 2,5% el año que viene, es decir, por debajo de su potencial por diversos motivos. (Acceder al informe)

En concreto, en BBVA apuntan que “la principal excepción a la tendencia decreciente del consumo es y será Colombia, que se mantiene en la fase ascendente del ciclo, en cierta medida desfasada del resto de la región”.

Por otro lado, las exportaciones no terminan de recuperarse de la desaceleración que comenzó a mediados del año pasado. “Esto se ha debido a la conjunción tanto de una demanda externa débil (especialmente en el caso de Brasil y Uruguay, ligada al mercado de exportación a Argentina) como a algunos problemas por el lado de la oferta en el caso de Colombia (en el sector del carbón y algunas manufacturas) así como en Argentina y Brasil en el sector de hidrocarburos”.

Sin embargo, en el banco creen que la perspectiva de recuperación de las ventas al exterior es buena tanto por la previsión de depreciación del tipo de cambio como por la recuperación de Estados Unidos y Europa. Sin embargo, las previsiones eran mejores hace tres meses “por el ajuste en la demanda proveniente de China así como por los menores precios de las materias primas de exportación”.

Crecimiento latam


Esto hará que América Latina crezca a ritmos similares a los del año pasado. “Asimismo, seguimos previendo una recuperación que ya se empezaría a producir a lo largo de 2014 de la mano del incremento del crecimiento en las principales economías desarrolladas (que compensaría la desaceleración en China) y por la recuperación cíclica en una serie de economías de la región, notablemente en México y Colombia, pero también en Perú, Paraguay y Chile”, explican en el banco.

De acuerdo con las previsiones de BBVA, los países de la Alianza del Pacífico seguirán siendo los más dinámicos, creciendo en promedio cerca del 4% en 2014 y 2015, muy por encima de la región en su conjunto. Esto es más del doble de lo que crecerá el Mercosur cuyo PIB se expandirá un 1,1% en 2014 y 1,5% en 2015.

Por países, seguirán siendo Perú, Paraguay, Colombia y Chile los países con mayores crecimientos, especialmente después de la recuperación esperada a finales de 2014 y en 2015. Específicamente, Perú crecerá 5,2% en 2014, Paraguay 5,3%, Colombia 4,7% y Chile 3,4%”, explican estos expertos.

Sorpresas de crecimiento


Sin embargo, a este anémico crecimiento no le acompaña una gran vulnerabilidad exterior. Es más, en el informe se afirma que “se mantiene acotada, dada una financiación de los déficits exteriores relativamente estable y stocks de reservas, en general, adecuados”.

Tipos de cambio, tipos de interés e inflación

Desde que la FED comenzó a hablar de tapering el año pasado una de las principales consecuencias en la región ha sido la depreciación de sus monedas con respecto al dólar a los que muchos países respondieron con subidas de tipos.
En BBVA esperan una depreciación generalizada de los tipos de cambio en 2014 y 2015 y políticas monetarias heterogéneas .

En concreto, el informe apunta que “seguimos anticipando que se producirán recortes en los tipos de interés en Chile mientras que en Colombia continuarán los aumentos de tipos de interés ya iniciados en abril. En el resto de países esperamos estabilidad de los tipos de interés en lo que resta del año .” Sin embargo condicionan el escenario a la velocidad del tapering en Estados Unidos.

Es más, en el banco esperan subidas de tipos en Estados Unidos en 2015, algo que “será un factor adicional —junto al mantenimiento de las presiones sobre la inflación en Brasil y Uruguay, y a la recuperación cíclica en el resto de las economías— que determinará un aumento de los tipos de interés generalizado en la región, aunque con desigual intensidad”.

divisas


Los mercados

Por otro lado, en BBVA aprecian que los mercados se han olvidado –temporalmente- del tapering. Explican que los precios de los activos se recuperaron de manera generalizada tras la fuerte corrección observada al inicio del año.

Los expertos explican este comportamiento por dos factores. “En primer lugar, la percepción generalizada de que la subida de las tasas de interés en Estados Unidos será muy gradual y no ocurrirá inmediatamente. Segundo, una moderación del crecimiento de la economía china menos intensa de lo esperado por el mercado”, aseguran.

También hubo aspectos de corte más doméstico, como los ajustes en la política argentina o el endurecimiento de las condiciones monetarias en Brasil. “Además, los mercados locales reaccionaron positivamente al aumento de la ponderación de Colombia dentro de los índices de renta fija del banco de inversión J.P. Morgan”, afirman en BBVA.