Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descenso en una apertura a la baja en Wall Street, después de que el viernes se registraran subidas superiores al 1%. La atención al otro lado del Atlántico se mantiene en los resultados empresariales, el precio del petróleo, el bono a 10 años y las relaciones comerciales entre EEUU y China.

Los futuros de Wall Street retorcen tras el rebote de más del 1% del viernes

Apertura con descensos en Wall Street, después de cerrar el viernes con grandes avances tras las fuertes pérdidas sufridas en las últimas jornadas.

El Dow Jones baja un 0,03%; el S&P 500, un 0,21% y el Nasdaq, un 0,41%.

Con el Dow Jones en los 25.310,15 puntos, la mayor subida del índice es la de JP Morgan, que repunta un 0,79%, por delante de McDonald's y de UnitedHealth, que se revalorizan un 0,44% y un 0,40%, respectivamente.

Por el contrario, el mayor descenso del Dow Jones es el de Merck&Co, que retrocede un 0,92%, seguido de Intel, que se deja un 0,65% y de Pfizer, que pierde un 0,57%.

La atención en Wall Street sigue centrada en la presentación de resultados trimestrales que va cogiendo ritmo. En principio, el consenso de FactSet espera un incremento interanual del beneficio neto en el tercer trimestre de las empresas del S&P 500 del 19,1%, mientras que espera un aumento de las ventas del 7,3%.

Hoy ha publicado sus cuentas Bank of America. El beneficio neto de la entidad  alcanzó en el tercer trimestre del año los 6.701 millones de dólares (5.779 millones de euros), cifra que representa una mejora del 35% en comparación con el mismo periodo de 2017, según informó la entidad, que ha atribuido este incremento al impacto positivo de la reforma tributaria implementada desde principios de 2018.

La cifra de negocio del banco estadounidense en el tercer trimestre del año fue de 22.777 millones de dólares (19.641 millones de euros), un 4,3% más que un año antes, con un crecimiento del 6,3% de los ingresos por intereses netos, hasta 11.870 millones de dólares (10.236 millones de euros). En la apertura de Wall Street, las acciones de Bank of America najan un 0,76%.

Mañana será el turno de Goldman Sachs, Morgan Stanley, Johnson & Johnson e IBM el martes; Abbott Labs el miércoles; American Express el jueves y Procter & Gamble el viernes.

Los analistas de Link Securities consideran que “será muy relevante lo que digan los gestores de estas compañías sobre el impacto de factores como las tarifas, las tensiones comerciales, las alzas de tipos y la fortaleza del dólar en sus resultados del tercer trimestre del año y en sus cifras futuras”.

En cuanto a la agenda macroeconómica de la sesión de hoy, al otro lado del Atlántico destaca la publicación del índice de manufacturas de Nueva York del mes de octubre.

Además, hoy se ha conocido que las ventas minoristas de EEUU crecieron en septiembre un 0,1% en comparación mensual, en un incremento similar al registrado en agosto. Sin embargo, la subida ha estado por debajo de lo esperado por los analistas, que anticipan un aumento del 0,6%. Respecto al mismo periodo del año anterior, las ventas minoristas de EEUU subieron un 4,7% en el noveno mes del año

Por otro lado, los inversores en Wall Street siguen muy pendientes de las relaciones comerciales entre EEUU y China.  El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin indicó este fin de semana que está fomentando una cumbre entre el presidente Trump y el presidente de China, Xi Jinping, para tratar las tensiones comerciales, pero que aún no se ha tomado una decisión final al respecto. Mnuchin indicó que, por el momento no hay condiciones previas desde China para una cumbre potencial en Buenos Aires el próximo mes.

No obstante, Mnuchin afirmó que los asuntos relacionados con la divisa de China deberán ser incluidos en cualquier discusión comercial y que la nación asiática debería comprometerse a realizar reformas estructurales serias. En este sentido, dijo que querían estar seguros de que la depreciación no se está usando para propósitos de competitividad en el comercio. Asimismo, indicó que mantuvo una reunión la pasada semana con Yi Gang, gobernador del Banco Popular de China (PBOC) y que habían mantenido conversaciones productivas y que el directivo chino le había recalcado que ellos no tienen interés en ver como el yuan continúa depreciándose.

Por otro lado, el presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, dijo el viernes que tiene sentido subir los tipos de interés hasta el nivel en que estos empiezan a frenar ligeramente el crecimiento. En su opinión, con la economía creciendo fuerte y la tasa de desempleo bajando, establecer una política monetaria algo restrictiva tiene sentido y podría mantenerse a ese nivel durante algún tiempo. Actualmente, las tasas de interés de referencia están situadas en el intervalo del 2,0% al 2,25%.

En la apertura de Wall Street, el euro repunta frente al dólar y se intercambia a 1,158 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo bajan. El crudo Brent de referencia en Europa  cede un 0,24%, hasta los 80,24 dólares por barril;  mientras que el West Texas estadounidense baja un 0,13%, hasta los 71,27 dóalres.