A estas horas las bolsas europeas están con bajadas moderadas. No olvidemos en las fechas en que estamos adentrándonos de pleno en Semana Santa, y cada día que pasa se van más operadores de vacaciones.  Y de muestra un botón, el volumen sobre los mercados americanos, cayó ayer a uno de los más bajos de todo el año. Conforme avance la semana será mucho peor. Posiblemente a partir de mañana el volumen será bajísimo.

La única bolsa que sube más o menos en serie es la de Londres, con el Footsie 100 ganando más del 0,5% gracias a que tienen un buen día los valores de energía y minas, y ya saben que este índice va bien surtido de este sector.

El sector de tecnología europeo es el peor del día con bajadas de casi el 0,8% muy lastrado por el desplome brutal de 17,5%, y que ha sido mucho peor al principio, de Dialog Semiconductor. No es la primera vez que pasa. Dialog depende al 70% de lo que le vende a Apple. Y como decía, no es la primera vez, en los últimos días, donde corren rumores de que proveedores europeos, se van a quedar sin los pedidos. Luego queda en nada. Sospechoso. ¿Alguien corto en estos valores? El caso es que toda la mañana corriendo rumores de que Apple iba a producir él mismo lo que le compraba a Dialog, y parece que es falso. Todos los otros proveedores europeos de Apple se han puesto muy nerviosos.

El sectorial bancario no baja mucho, pero tampoco sube, muy lastrado, por el de siempre. El Popular en España. El Popular baja 4,6% y ya son muchas caídas, nuevos mínimos históricos, tras los comentarios de ayer que hacen pensar en otra ampliación de capital. La capitalización del banco en bolsa es muy baja, y a estos precios, no debería ya tardar mucho en aparecer otro banco más grande que lo devore. Las posibilidades de supervivencia en solitario, parecen remotas.

El sectorial de lujo, tiene un buen día, principalmente gracias a la subida de LVMH tras dar ventas mejor de lo esperado. Swatch le sigue con +2,81%, Hermes, ha tocado hoy máximos y Burberry sube 1,8%.

Destacado el buen dato, dado a media mañana de confianza empresarial del instituto alemán ZEW. Parece que la confianza alemana sigue mejorando y se ha ido al mayor nivel desde el verano de 2015.

Las tensiones geopolíticas siguen siendo la moda actual y está actuando de claro freno en la sesión. Tensión en Siria, entre EEUU, Irán y Rusia, y especialmente y muy peligrosa entre el impredecible régimen de Corea del Norte y EEUU.  Ya se están notificando provocaciones de Corea del Norte a Corea del Sur, tras la llegada de un portaviones nuclear de EEUU a la zona. Hoy está reunido precisamente el G7 en Italia, aunque no se espera mucho más allá de que agoten las existencias de cerveza de todos los bares de la zona, como suele ser habitual.

El petróleo se mantiene fuerte por encima de 53, gracias a la tensión geopolítica ya comentada y a la noticia de que Libia ha cerrado hoy, por incidentes violentos, el mayor yacimiento petrolero del país. Rusia también ha dicho que espera a mediados de este mes bajada de 250.000 barriles diarios de producción, en función de su acuerdo actual de reducción con la OPEP.

Hay que recordar que estamos en fechas estacionalmente muy favorables para el mercado. Abril es el mejor mes del año en Wall Street, debido a que se puede ingresar dinero en planes de pensiones hasta mediados de mes, con efecto retroactivo en la declaración fiscal anterior. Y este dinero para las pensiones, en EEUU, por cultura financiera acaba en renta variable, al revés, que por ejemplo en España, donde tiende más a ir a renta fija. Y ya ven el efecto nulo, que ha tenido este año. O a lo mejor si está teniendo efecto y si no llega a ser por ese dinero que ha entrado, nos habríamos dado un batacazo, en esta fase correctiva, que al final está siendo bastante suave. Desde luego el volumen que se está dando no muestra demasiado esta entrada de dinero.

El caso, es que para lo que sí nos tenemos que ir preparando en cuanto pase esta Semana Santa, es a entrar de lleno en la temporada de publicación de resultados del primer trimestre. Este es un período que siempre trae volatilidad, y hace correr ríos de tinta. Por eso es bueno, que antes de que empiece que tengamos algunas reflexiones a este respecto. Veamos.

Realmente interesante este estudio que les voy a comentar ahora. Del mismo se desprende que los directivos de las empresas saben muy bien cuando tienen que publicar malos resultados y cuando los buenos.

Está realizado por Terry Shevlin of the UC Irvine Merage School of Business and Jake Thornock of the University of Washington Foster School of Business.

 

 

Es decir, según los resultados del estudio, cuando una compañía va a dar  malos resultados lo que interesa es darlo después de cerrado el mercado, eso sin dudar, y además en un día de mucho ajetreo, y mucha concentración de otros resultados. Como podemos ver en el cuadro, la atención mediática baja muchísimo.

De hecho los resultados que se publican en ese tipo de días según el estudio son mucho peores que la media.

Ed deHaan: Want to Soft-Pedal That Shaky Earnings Report? Don’t File on Friday

https://www.gsb.stanford.edu/insights/ed-dehaan-want-soft-pedal-shaky-earnings-report-don%E2%80%99t-file-friday

A todo esto habría que unirle otros trucos que usan, que ya hemos comentado otras veces, como el efecto Tom Sayer, si van a publicar x resultado, dicen una previsión aunque sea un céntimo por debajo, para que cuando publiquen puedan decir la famosa frase de “mejor de lo esperado”.