Los bancos se quedan aislados como el único sector del stoxx 600 que pierde en serio en estos momentos. Su bajada es más del 1,2%, debido a los malos resultados de HSBC que está cayendo con mucha fuerza.
 
Por delante tiran del resto los sectores de automoción, muy favorecido por la fuerte bajada del euro que luego comentaremos, ojo a esas encuestas sobre Le Pen, y por las petroleras, que aprovechan el hecho de que el petróleo se ha ido al rango alto del lateral de los últimos tiempos.
 
Están apareciendo muchos comentarios entre los boletines de bancos privados, dejando claro que en el último tramo de subida en Europa, el factor más predominante, no ha sido la entrada de dinero fresco, sino más bien los cierres de cortos. Lo cual, aunque no es tan bueno como el dinero fresco, tampoco es un mal asunto. Vean este cuadro de Markit, de cómo bajan las peticiones de endeudamiento para ponerse cortos.
 
s1

 
Hay muchos otros datos que confirman todo este tema del cierre de cortos.
 
El euro lo está pasando fatal en el día de hoy. Y como siempre sin hacer ningún caso a los datos macro favorables que han salido en la eurozona. ¿Por qué? Pues porque el euro solo se fija en los flujos de capitales que se van de la zona euro y entran en la zona dólar, por los spreads de la renta fija. Esa es la clave. Aquí tienen los gráficos.
 
s2
 
Ahí tienen el problema del euro, es una cuestión de matemáticas. El dinero se va al sol que más calienta. A este problema de los spreads añadan el miedo a que Le Pen recorta diferencias en los sondeos respecto a la segunda vuelta.
 
Al final suele ser interesante seguir los trades de las manos más fuertes. Por ejemplo, hay que andarse con cuidado en el largo plazo con los valores a los que más castigan con cortos.
 
Los valores europeos con más cortos
 
s3
 
Y en esta línea, entre manos fuertes se está haciendo mucho un spread. Están entrando cortos de CAC y largos de Dax.
 
JP Morgan Cazenove en una nota hablaba ayer mismo de este tema.
 
Dicen que, por el tema del riesgo político, el mercado que ven mejor colocado para 2017 es el Dax alemán, y el segundo ¡el español! Que es su periférico favorito….
 
Una cosa importante que destacan es que el Dax, y es totalmente cierto, es de los grandes, el que más valores cíclicos tiene. Y el ciclo, ahora mismo, es un ciclo de vuelta de la inflación, y mayor crecimiento. Y en esas situaciones de mercado los cíclicos van mejor.
 
Según JP Morgan Cazenove el Dax tiene un 30% más de cíclicos contra defensivos. Además el PER del Dax no es muy alto
 
s51

 
Desde luego la estrategia si ganara Le Pen puede dar mucho dinero, si no, que parece será lo más normal, podría costar más.
 
Hace tiempo que no hablamos de la estrategia de los primeros días del mes.
 
He actualizado datos de qué habría pasado, en el futuro del Ibex, desde 1997 hasta la fecha, que se hubiera limitado a comprar un futuro cerca del cierre del último día operativo del mes, cerrando la posición muy cerca del cierre del primer día del mes, de trading, es decir tal día como hoy. Los resultados de la estrategia son magníficos, teniendo en cuenta que solo se está dentro de mercado un día al mes.
 
Tiene años malos, pero está claro, que al ser una estrategia alcista, va peor cuando el mercado está bajista o muy lateral, como pasó en el 2014. Vean por años.
 
1997+681 puntos
1998+543
1999+1.471
2000+1.614
2001-211
2002+16
2003+619
2004+652
2005+576
2006+346
2007+251
2008-350
2009+323
2010+1.433
2011-458
2012+474
2013+566
2014-774
2015
2016
+140
+80
 
 
La gran tendencia bajista de 2000-2002 la pasó sin problemas, el crash de 2008 no le afectó demasiado, peor lo pasó en el 2011 lleno de turbulencias y en el lateral del 2014
 
El resultado global es muy bueno desde 1997 habría ganado 7.345 puntos del Ibex, cuando comprando y manteniendo todos esos años solo se habrían ganado 4.213. Y lo mejor es que con solo 12 días al año dentro de mercado.  El drawdown máximo fue de 866 puntos.
 
En suma una vieja táctica que sigue dando guerra. Si se aplica solo en tendencias alcistas (no es el caso actual) sus resultados son realmente brillantes. Eso sí en los últimos años va peor pero tampoco el índice ha ganado nada, la estrategia no hace milagros y va mejor cuando el índice sube.
 
En cualquier caso, estacionalmente seguimos en una época buena, los problemas llegan en verano, especialmente en el peligroso mes de septiembre. ¿Cómo de peligroso?
 
Vean este artículo de Fund People:
 
¿Deparará septiembre más sorpresas bursátiles? La historia dice que sí
http://www.fundspeople.com/noticias/deparara-septiembre-mas-sorpresas-bursatiles-la-historia-dice-que-si-214087
 
Vean esta cita:
 
Malas noticias para los inversores (o buenas si son contrarians): la evidencia histórica demuestra que, desde 1957, el único mes que siempre ha marcado la misma pauta para el S&P 500 es septiembre; en concreto, el índice ha registrado pérdidas medias del 1% durante el noveno mes del año en los últimos 58 años.


Es la conclusión de un análisis realizado por BlackRock a partir de datos de Bloomberg, del que se hace eco Russ Koesterich, estratega jefe de la gestora. Éste destaca otra conclusión del estudio, el hecho de que septiembre figure “como el único mes en el que el mercado ha caído más veces de las que ha subido”. Con todo, Koesterich cree que “lo que distingue realmente a septiembre de otros meses son los meses malos”. Se refiere a que los septiembres más negativos desde que empieza la serie histórica han generado pérdidas medias del 3,5%, lo que le lleva a concluir que “cuando septiembre es malo, tiende a ser muy malo”. 
 
En este gráfico de Mark Hulbert, se ve lo malo que es septiembre:
 
s21


Desde hace bastante más de 100 años es el peor con mucha diferencia, pero por mucha…
 
Y les recuerdo además esto que también comenta en mi Libro: Leones contra gacelas, edición 2015 (Editorial Planeta):
 
Septiembre. Mes más peligroso del año y no octubre como se dice.
 
Supongamos que invertimos 1 dólar en desde 1890 a 1996 en el Dow Jones. Es decir 106 años, más de un siglo…
Al final tendríamos 180 dólares que no están mal.
 
Pero supongamos que en cada uno de esos años eliminamos la inversión a final de agosto y la retomamos en octubre.
¡Habríamos ganado quitando septiembre 681,92 dólares por dólar invertido!
 
Desde siempre septiembre ha sido un mes complicado estacionalmente.