Se espera una apertura al alza en Wall Street con un dato de ADP ligeramente mejor de lo esperado y nada desastroso junto con un dato de déficit comercial que puede ser muy positivo para empujar al alza el producto interior bruto del segundo trimestre.

Estamos a punto de entrar en tres sesiones de alta volatilidad, no tanto por lo que indique el VIX, como la posible virulencia de los movimientos ya que hay varios factores que afectan no sólo la sesión actual sino que van a afectar a las siguientes hasta que terminemos la semana.

Por un lado tenemos que todo el mundo sigue obsesionado en el Timing de la Reserva Federal a la hora de subir los tipos de interés pero bien es cierto que necesitamos más tiempo para saber cómo se está desarrollando este segundo trimestre para saber si conseguimos remontar el vuelo con respecto al mal primer trimestre. Tengamos en cuenta que uno de los problemas que tuvimos el trimestre anterior fue ese fuerte aumento del déficit comercial que hizo que se revisara el producto interior bruto a negativo. Pues bien, hoy hemos conocido el déficit comercial de abril y ha bajado fuertemente, así que tenemos el efecto contrario, ya que podría resultar en una revisión superior a lo normal del producto interior bruto del segundo trimestre. Bien es cierto que estamos hablando del mes de abril y todavía queda tiempo, pero es un buen primer paso que marca distancias con respecto al del primer trimestre.

Por otro lado, tenemos que el Banco Central Europeo ha subido la perspectiva de inflación, algo que puede gustar mucho al euro, odiarlo a muerte la renta fija y además subir sus rentabilidades, por lo que indirectamente va a ser malo para todas las empresas que den dividendos altos, porque esas rentabilidades más altas van a ofrecer más atractivo a los que quieran no arriesgarse tanto en los mercados bursátiles.

Además, todo el mundo sigue pendiente de lo que pueda pasar con Grecia y el Banco Central Europeo hoy se ha desmarcado diciendo que las conversaciones siguen adelante y lo único que desean es que si se llega a un acuerdo sea lo suficientemente fuerte como para poder quitar incertidumbres a los mercados.

Todo esto con respecto a hoy, pero es que también estamos en la órbita de influencia del dato de creación de empleo del mes de Mayo de EEUU, y hoy hemos tenido el primer aperitivo en forma de una cifra de ADP que supera en mil personas la estimación y se queda en 201.000. Algo positivo de cara al dato del viernes.

Los sectores de materias primas tienen a favor esa subida de la perspectiva de inflación que en estos momentos está haciendo que el euro vuelva a ganar la partida al dólar 0,24%, así que hay un apoyo subyacente a los SPDR de energía y de materiales, pero no podemos perder de vista esa reducción del déficit comercial, así que el dólar contra el yen está subiendo 0,33%, es decir, estamos en una especie de fuego cruzado en el que hay que estar mirando constantemente a los dos lados.