Se espera una apertura confusa en Estados Unidos por conflicto de factores: un producto interior bruto con una segunda lectura que es más positiva de lo esperado, el crudo sigue ejerciendo influencia negativa y además tenemos un largo fin de semana por ser el lunes festivo en Estados Unidos.

Nos adentramos en la última sesión de Wall Street y va a ser especial. Especial porque el lunes es el Memorial Day, festividad en Estados Unidos y eso hace que todo el mercado se prepare para un largo fin de semana, algo que se está notando en Europa con cifras negativas en todos los índices importantes.

Sin embargo, las pérdidas están intentando ser aliviadas por los datos macroeconómicos que hemos conocido hoy en Estados Unidos. El más importante de todos ellos es la segunda lectura del producto interior bruto del primer trimestre, que ha quedado más alto de lo esperado y también por encima de la lectura anterior. Lo más destacado es que el consumo de los ciudadanos sigue aumentando, pero esta vez hay una aceleración de la inversión empresarial, punto al que siempre han hecho referencia desde la Reserva Federal para decir que se debía mantener un tono cauteloso con respecto a la subida de tipos de interés, evidentemente antes de iniciarse de forma seria todas estas subidas. Por lo tanto, las empresas entran en juego otra vez y eso es muy positivo para la economía.

Por otro lado, si echamos un vistazo a los supersectores que tienen problemas en Europa, debemos estar atentos a la réplica de los mismos en Estados Unidos, que concretamente se centran en el sector bancario y en el de petroleras.

Ayer el crudo tuvo una bajada realmente importante no sólo por motivos técnicos sino también por la decepción que supuso ver que la OPEP alargaba sólo nueve meses el acuerdo de reducción de la producción en vez de los 12 esperados y tampoco aumenta su cuantía al mes, por lo que el mercado se plagó de dudas acerca de que fuesen suficientes para poder parar el incremento de producción de Estados Unidos y también la amenaza de vender la mitad de la reserva estratégica para hacer sitio a la reforma fiscal y así tener un efecto neutral sobre el déficit.

Hablando de Donald Trump, el presidente de la Reserva Federal de San Francisco no ve las cosas claras con respecto a la reforma fiscal, porque dice que le ha dado muchas vueltas al asunto y al final llega a la conclusión de que es ayuda en el corto plazo pero muy poca en el medio plazo, echando un jarro de agua fría sobre todas las perspectivas del mercado y supone un punto más en contra de las correlaciones que aparecieron cuando Donald Trump accedió a la Casa Blanca.

Los datos macroeconómicos no acaban aquí, ya que casi 30 minutos después de la apertura tendremos la lectura final de la confianza del consumidor creado por la Universidad de Michigan y necesitamos que esté cuanto más alta mejor, para seguir manteniendo tenso el factor de apoyo del consumo que es el 70% de la economía de Estados Unidos.

La temporada de resultados sigue su curso y hoy hemos tenido:

- Big Lots presenta unos resultados ajustados de 1,15 dólares, por encima de los uno dólares esperados y subiendo desde los 0,82 $ del mismo período del año pasado.

Las ventas no tienen demasiada variación pero es a la baja, pasando de 1310 millones de dólares a 1300, también ligeramente por debajo de lo esperado que era sin cambios con respecto al año pasado. Las ventas en centros con más de un año bajaron -0,9%.

El punto que está celebrando el mercado haciendo que suba en el fuera de horas más del 8% es que la previsión para el segundo trimestre hace que los beneficios estén en una horquilla de 0,58 $ a 0,63 $, por encima de lo esperado.

Para todo el año, la expectativa de beneficios por acción rondará desde los 4,05 $ a los 4,2 $ subiendo fuertemente desde los 3,95 $ anteriores hasta los 4,1 $. También reafirma su expectativa de ventas de todo el año entre el 1% y el 2%.

- Costco presentó ayer tras el cierre unos resultados del tercer trimestre de 1,59 dólares, por encima de los 1,31 dólares esperados y subiendo desde los 1,24 dólares del año pasado.

Las ventas mejoran de 26.150 millones de dólares a 28.220, un incremento que ronda el 8%, ligeramente peor de lo esperado. Las ventas en centros con más de un año subieron el 5%, por encima de lo esperado.

En el aspecto técnico, la situación es extremadamente delicada, porque en los gráficos a semanas se está intentando romper la figura de doble techo que tiene el SP 500, la posible vela bajista se ha reducido en el Nasdaq, aunque el doble techo se mantiene en el Dow Jones de industriales, el hombro cabeza hombro se mantiene en el de transportes y el triple techo en el NYSE también se mantiene. Dado que son gráficos a semanas, sería muy negativo tener una sesión bajista en el día de hoy que nos alejase de los máximos de la sesión y dejase velas bajistas, lo que aumentaría la posibilidad de que todas esas figuras cobrasen nueva energía.