Se espera una apertura bajista por al incertidumbre generada en EEUU con lo que pueda pasar con los programas estrella de Trump al no sacar adelante la nueva ley de sanidad.
 

Pues comenzamos la semana mal. La pasada la terminamos pendientes de la votación de la nueva ley de sanidad creada para sustituir a la de Obama pero no pudo ser. Su presentación se retiró al carecer de apoyos para sacarla adelante, pero lo peor es que la falta de los mismos vino desde el sector republicano, el enemigo en casa.
 
Ahora todo el mercado está dando vueltas al asunto para intentar saber qué puede significar esto para las alturas alcanzadas hasta el momento. Recordemos que hemos tenido un disparo alcista que tuvo lugar justo después de las elecciones de Estados Unidos, por lo que mucho de lo obtenido hasta el momento está basado en la esperanza de lo que Donald Trump podía sacar adelante.
 
Las conclusiones a las que se llega de forma general son:
 
- La economía sigue a buen ritmo y eso es un cierto apoyo.
 
- La Reserva Federal sigue fijándose en la economía pero piensan que las medidas de Donald Trump pueden quitarles responsabilidad, pero si no aparecen en el momento adecuado, la Fed volverá otra vez a tomar protagonismo.
 
- La retirada de la ley de sanidad muestra que hay problemas dentro del partido republicano para gobernar, lo que hace temer que estos problemas también se extiendan tanto al programa de inversiones como la reforma fiscal. La cuestión es que si estos programas ya están llegando un poco tarde, a esta tardanza en la presentación se le puede unir una tardanza en la aprobación, haciendo que aparezca demasiado lejos el efecto real en la economía, lo que puede desmotivar al mercado al quedar sobre la economía el efecto de las subidas de tipos de interés sin nada que pueda contrarrestarlas.
 
- Sin embargo, los hay que piensan que esos dos programas estrella pueden salir reforzados, ya que puede haber consciencia de que hay que sacarlos adelante para sostener a la Casa Blanca, lo que puede hacer más fácil llegar a un acuerdo para su aprobación.
 
Por todas las incertidumbres anteriores, lo que tenemos en la apertura es un giro bajista del mercado bastante importante por la decepción general, pero es que en Europa tenemos otro problema, y es que el dólar está teniendo bajadas fuertes en todos los cruces y eso está haciendo que el euro rompa contra el billete verde los máximos del año y se esté acercando a la peligrosa media de 200 sesiones que está bajista, por lo que podemos tener en breve un movimiento de calado que daña las exportadoras de la economía de la zona euro.
 
eurusd

 
Otro factor importante para la inflación, el precio del crudo, sigue teniendo problemas, pues no conseguimos superar la zona de los 48 $ y encima el recuento de instalaciones petrolíferas creado por Baker Hughes sigue subiendo. Como es comprensible, el mercado está muy pendiente de ver si hay reacción por parte de la OPEP porque se van a poner a revisar los términos del acuerdo.
 
Las amenazas que tienen los activos del riesgo que vienen desde Estados Unidos, están haciendo que la deuda segura de Alemania gane algo de apoyo, por lo que las figuras bajistas de largo plazo en gráficos de meses están intentando retroceder algo.
 
Un sector que puede tener movimiento sale las aerolíneas porque informaciones acerca de que podría haber una fusión entre American Airlines y China Southern Airlines.
 
En el frente macroeconómico tenemos:
 
10h00: Encuesta de sentimiento económico ifo de Alemania
 
10h00: Préstamos del sector privado de la zona euro
 
11h00: M3 de la zona euro