Leasing
en la categoría de Economía
El leasing es un arrendamiento financiero, a medio o largo plazo, de bienes de equipo o inmuebles destinados a finalidades empresariales o profesionales. Al final del contrato, el cliente dispone de una opción de compra para adquirir el bien por un valor residual.

¿Por qué escoger el leasing?
Porque el leasing es un instrumento sencillo para acceder al uso de los bienes para cualquier actividad empresarial o profesional, ya que permite financiar hasta el 100% del valor de adquisición, un porcentaje superior al de otras fórmulas de financiación.

¿Cómo funciona?

Mediante el pago de una cuota mensual durante un plazo determinado, la compañía de leasing le alquila el bien y, en algunos casos, se compromete a prestar una serie de servicios adicionales (fundamentalmente mantenimiento y seguro de los bienes). Al finalizar el contrato, el cliente tiene derecho a adquirir la propiedad del bien ejerciendo la opción de compra.

¿Qué requisitos deben cumplirse?
El leasing está regulado por: la Ley de Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito, Ley 26/1988, de 29 de julio.
la Ley del Impuesto de Sociedades, Ley 43/1995, de 27 de diciembre.

Esta normativa exige que se cumplan las siguientes condiciones:

Que el arrendatario sea una empresa o profesional sujeto al IAE.
Que el contrato tenga una duración mínima de 2 años para bienes de equipo y 10 años para bienes inmuebles.
Que el importe anual de amortización o recuperación del bien incluido en las cuotas no sea decreciente (como máximo se permite que sea constante a lo largo del contrato).
Que se haga una distinción en las cuotas entre intereses y recuperación del coste del bien (amortización).