Las velas en forma de martillo presentan una configuración muy características que nos permite localizar suelos de mercado gracias al cambio de tendencia que suelen anticipar. Son patrones de una sola vela que aparecen al final de una tendencia bajista (consecución de máximos y mínimos decrecientes) y dibujan una amplia sombra inferior en relación al rango de la propia vela cuya lectura juega a favor del cambio de tendencia al alza.
 
Los martillos aparecen tras una tendencia bajista
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
La longitud de la sombra inferior debe ser, como mínimo, dos veces la longitud del cuerpo de la vela, localizándose dicho cuerpo (entendiendo cuerpo como la diferencia entre el dato de cierre y apertura) en la parte superior del rango de la misma vela (entendiendo el rango como la diferencia existente entre el máximo y el mínimo).

Otra característica de esta formación es que la sombra superior es prácticamente nula o muy pequeña, siendo el dato de cierre de la vela el mismo, o muy cercano, al dato del máximo registrado.

El martillo alcista debe ser confirmado con la siguiente vela, cuyos precios deberán superar la parte alta del cuerpo (dato de cierre), momento en el que tendremos evidencias de la intención del precio de dar continuidad a una nueva onda alcista. Por su parte, el mínimo de la vela se considera significativo por lo que su perforación a la baja se considera una señal de debilidad y continuidad bajista.

IBEX 35 en gráfico diario mostrando martillos alcistas

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

El índice IBEX 35 a contado se encuentra rebotando al alza en las últimas jornadas gracias a la aparición el pasado día 9 de JUN15 de un martillo alcista en gráfico diario: ¿Os parecen válidas las figuras de martillos alcistas propuestas en el IBEX 35? ¿La pérdida de los mínimos del martillo alcista, qué proyección bajista nos aportaría? ¿Es la tendencia bajista de corto plazo el objetivo de la potencial onda alcista?