Rubén Ullúa, analista financiero, analiza el ETF Financiero de la Bolsa de Nueva York, el XLF.
 
El XLF llegó en 2015 a cumplir con el 61,8% del movimiento entre los máximos de 2007 y los mínimos de 2009, mientras que ahora ha entrado en un proceso de consolidación. Ha desarrollado un canal alcista y, dentro de éste podría desarrollar un triángulo cuya definición nos podría conducir hacia el objetivo de los 28-29 dólares, parte superior del canal. En la medida en la que supere los 23,50 euros, podría liberar la formación de ese triángulo y podría ir a buscar los 28 y 29 euros (gráfico semanal).
Los precios han logrado ponerse por encima de los promedios móviles de 200 jornadas y también supera la media de 50 a la de 200, por lo que prevalece “el cruce de oro” y necesita superar los 23,50 euros para liberar el precio hacia arriba en las próximas semanas.
 
Mientras el quiebre técnico no se materialice, sería prudente permanecer fuera del ETF XLF.