Por qué Fisher Investments España señala que la asignación de activos no es sinónimo de diversificación

Una afirmación que Fisher Investments España se encuentra a menudo en los analistas financieros a los que seguimos es que una cartera verdaderamente diversificada combina acciones, renta fija, oro, otras materias primas, efectivo, bienes inmuebles y quizás alguna criptodivisa, de modo que si algún activo en particular declina en valor, las otras puedan compensar o amortiguar el daño. En nuestra opinión, esto supone un error fundamental: confundir la diversificación con la asignación de activos. 

La asignación de activos es la combinación de renta variable, renta fija y otros valores en una cartera. En opinión de Fisher Investments España, la asignación de activos para cualquier inversor debe basarse en sus objetivos a largo plazo, su horizonte temporal (el tiempo que su dinero necesita para alcanzar dichos objetivos), sus necesidades de liquidez, su tolerancia al riesgo y otras consideraciones personales. Aunque cada persona tiene necesidades diferentes, por supuesto, pensamos que, en general, es prudente hacer cambios de largo plazo en la asignación de activos solo cuando uno de esos factores cambia hasta el punto de que el cumplimiento de los objetivos a largo plazo requiere una combinación diferente de riesgo y rendimientos esperados. 

Por ejemplo, creemos que un inversor joven al que le falten décadas para jubilarse, que busque crecimiento a largo plazo, que no tenga previsto retirar fondos por ningún motivo a corto plazo y que no haga retiros de efectivo con regularidad, probablemente se valdrá mejor de una alta asignación en renta variable (siempre y cuando se ajuste a su tolerancia al riesgo). Dado que cuenta con un horizonte temporal tan largo, es probable que tenga tiempo de sobra para percibir las rentabilidades del mercado a largo plazo, incluso si sufre mercados bajistas por el camino, ya que no tiene que preocuparse por retirar fondos después de una caída1.  (Un mercado bajista es un descenso profundo y prolongado igual o superior al 20 % provocado por una causa fundamental identificable). 

En cambio, una persona jubilada que realice distribuciones de forma periódica podría beneficiarse de una estrategia compuesta por renta variable y renta fija (también en función de su tolerancia al riesgo y de otros objetivos de inversión). Aunque la evolución histórica de las rentabilidades indica que esta asignación probablemente sacrificaría algo de rentabilidad a largo plazo, también es probable que reduzca la volatilidad a corto plazo y disminuya el riesgo de tener que retirar dinero tras un desplome del mercado2.  En nuestra opinión, alguien que planea utilizar todos sus ahorros para financiar el pago inicial de una vivienda en los próximos dos años le convendría invertir en efectivo o en valores similares para evitar que un descenso de la renta variable o de la renta fija le impida alcanzar su objetivo a corto plazo. 

Muchos comentaristas que aclaman que las carteras diversificadas deben poseer una gama más amplia de activos probablemente juzgarían que estos inversores no están lo suficientemente diversificados y que asumen un nivel demasiado alto de riesgo. Podrían preguntarse cosas como: ¿dónde están el oro y las materias primas para protegerse de la inflación? ¿Y los bienes inmuebles? ¿Y las criptomonedas? En esto vemos un problema y una falacia. Desde nuestro punto de vista, el problema es que mezclar todos estos activos dispares únicamente para conseguir diversificar podría dar lugar a una asignación de activos que no se ajusta a la situación personal del inversor. La falacia, en nuestra opinión, es que estas categorías están expuestas a riesgos y oportunidades que no se pueden obtener con la renta variable y la renta fija. 

Para ver cómo funciona esto, creemos que es útil examinar las materias primas. Ahora bien, nuestros estudios muestran que el oro y otras materias primas no son una protección fiable contra la inflación, en contra de lo que afirman varios analistas financieros a los que seguimos. Sí, la teoría económica general sostiene que los precios de las materias primas deberían subir con la inflación a muy largo plazo, pero nuestros estudios demuestran que pueden caer (y, de hecho, lo hacen cuando las tasas de inflación son superiores a la media). Pero dejando esto de lado, los inversores pueden exponerse fácilmente al mercado de materias primas a través de la renta variable gracias a los sectores energético y de materiales. Los beneficios de las empresas petroleras tienden a subir y bajar con los precios del petróleo, según nuestros estudios. Las empresas de metales y minería (que forman parte del sector de materiales) también son sensibles al cobre, el níquel, el mineral de hierro y otros metales, en general, según nuestras conclusiones. También hemos comprobado que las acciones de las empresas mineras de oro tienden a beneficiarse cuando los precios del oro son suben. Al buscar la exposición a través de acciones, en lugar de futuros de materias primas o la propiedad física de metales preciosos e industriales, un inversor posee técnicamente una participación en las ganancias que generan estas materias primas. Puede buscar las empresas mejor posicionadas para sacar provecho. 

Curso on.line de Estrategias de Inversión

Creemos que una lógica similar se aplica a todas las demás clases de activos supuestamente necesarias en una cartera diversificada. En el caso del sector inmobiliario, los fondos de inversión inmobiliarios (REIT, por sus siglas en inglés) que cotizan en bolsa están incluidos en amplios índices de renta variable como el índice MSCI World. Los REIT cotizan como acciones y básicamente son valores de renta variable, proporcionando una exposición fácil y líquida. (Nuestros puntos de vista no se aplican a los REIT privados o no negociados en bolsa, que creemos que conllevan múltiples problemas). Creemos que las criptodivisas son una moda y un fenómeno de masas, pero si no está de acuerdo y quiere exponerse a ellas, hay una serie de empresas relacionadas con el bitcóin que, según nuestros análisis, cotizan principalmente en línea con los precios de las criptodivisas. Poseer acciones de empresas relacionadas en lugar de las criptomonedas ayuda a eludir los inconvenientes de la propiedad directa (por ejemplo, la relativa falta de seguridad en algunos mercados de criptomonedas, la falta de recursos en caso de robo, la fiscalidad potencialmente compleja, etc.).

En opinión de Fisher Investments España, las carteras verdaderamente diversificadas son aquellas que se diversifican dentro de las clases de activos seleccionadas. En la parte de renta fija de su cartera, esto podría significar tener una mezcla de valores gubernamentales y corporativos o una gama de vencimientos (el tiempo que el principal de la deuda tiene hasta que el emisor está comprometido a devolverlo en su totalidad), de modo que usted diversifique esos instrumentos ante factores como los tipos de interés y otros. En la parte de la renta variable, creemos que diversificar significa poseer una gama de sectores e industrias y, preferiblemente, invertir a nivel mundial. En nuestra opinión, también significa asegurarse de que una posición en una sola empresa no está muy por encima de la ponderación aplicada en un índice amplio como el MSCI World. Poseer solo una o dos empresas en algunos de los sectores más pequeños podría ser suficiente, pero para las áreas más grandes, como la tecnología, la industria, el sector financiero y el resto, creemos que lo mejor es poseer varias. 

Cuando se separan adecuadamente la diversificación y la asignación de activos, creemos que en realidad resulta más fácil construir carteras diversificadas. En lugar de añadir clases de activos marginales y de difícil acceso (algunas de las cuales tienen menor liquidez y mayor volatilidad, según nuestros estudios), puede adaptar una cartera a sus circunstancias particulares y completarla con valores que sean fáciles de seguir, comprar y vender. Por ello, creemos que los inversores no deben confundir la asignación de activos con las carteras diversificadas. Basta con averiguar cuál es la combinación adecuada de renta variable, renta fija y otros valores para usted (la que tiene la rentabilidad esperada y la volatilidad a corto plazo que más se ajusta a sus objetivos, necesidades y tolerancia al riesgo) y, posteriormente, diversificarla dentro de esas pautas.

No se pierda las últimas noticias y perspectivas de los mercados de Fisher Investments España:
•    Facebook
•    Twitter
•    LinkedIn

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126.

El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y Fisher Investments Europe, y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal, ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No existe garantía alguna de que Fisher Investments España o Fisher Investments Europe sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento a partir de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información aquí contenida no pretende ser una recomendación o pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en este documento. Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.
 

1) Fuente: FactSet, a 16/9/2021. Declaración basada en las rentabilidades del índice MSCI World con dividendos netos en euros.
2) ibid. Declaración basada en las rentabilidades del índice MSCI World con dividendos netos en euros y la rentabilidad total del índice ICE BofA Euro Broad Market en euros.