La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos puede ser uno de los grandes catalizadores para la industria armamentística del país. Así lo ha reafirmado en reiteradas ocasiones el mandatario neoyorkino al explicar que desarrollará el ejército más potente del mundo. ¿Cómo se comportan dos de las compañías más grandes de la industria?
 
Si había un sector que podía verse beneficiado especialmente por la victoria del candidato republicano ese era el de defensa. Trump había avisado tiempo atrás la necesidad de invertir fuertemente en defensas para defender sus fronteras. En distintas entrevistas señaló que Estados Unidos “tenía que volver a ganar guerras” y para ello aumentaría su gasto en la industria militar sobre las cifras que tiene en este momento.

¿Pero esto cómo se puede reflejar en dos de las grandes contratistas con la administración de defensa del país norteamericano? Pues Lockheed Martin y Northrop Grumman, que son dos de las que acumulan más volúmenes de contratos, han tenido un desarrollo explosivo en los últimos años. Con la llegada de Trump sus movimientos en los mercados fueron explosivos, aunque en los últimos tiempos se han pausado.

En este sentido la cotización de Lockheed Martin ha subido sobre el 11% desde el 8 noviembre, día de las elecciones nortamericanas, mientras que Northrop Grumman se ha revalorizado desde entonces también más de un 3%. Su evolución se ha reducido a medida que las amenazas se han ido reduciendo.

Lockheed Martin y Northrop Grumman desde Trump


Pero después de que Estados Unidos haya atacado en Siria a Al Asad, las tensiones geopolíticas han vuelto a aparecer y ahora la cuestión está en cómo va a evolucionar ese conflicto. Por eso las compañías de defensa pueden verse altamente beneficiadas para seguir ampliando la tendencia alcista que llevan acumulando en los últimos cinco años.

En este último lustro las dos acciones han tenido un comportamiento mucho más alcista que el S&P 500, índice de referencia del mercado estadounidense. En el caso de Lockheed Martin, ha reflejado alzas de más del 300%. Por su parte, Northrop Grumman ha plasmado repuntes de más del 230%.

Lockheed y Northrop Grumman 5 años


Así pues, si nos fijamos en nuestros filtros técnicos observamos que Lockheed Martin se encuentra en la actualidad en fase alcista, al mismo tiempo que recibe una puntuación de 9 puntos en una escala que se mueve entre el cero y el diez. Estos indicadores solo mostrarían un parámetro en negativo: el volumen de contratación a medio plazo es decreciente.

Lockheed Martin


En cuanto a Northrop Grumman, nuestros filtros técnicosponen de manifiesto que ahora mismo está en fase de consolidación, mientras que recibe una puntuación de 7 puntos entre diez puntos posibles. Solo tendría dos variables en negativo: la tendencia de medio plazo es bajista, y el volumen de contratación a medio plazo es decreciente.