Frente al escenario de escalada de la crisis de la deuda en la Eurozona, los países nórdicos han consolidado su posición de refugio seguro en los mercados financieros.

- Como consecuencia, los tipos de interés han alcanzado mínimos históricos y las divisas de los países no pertenecientes al euro se han fortalecido considerablemente. Las sólidas finanzas públicas de los países nórdicos han contribuido especialmente a esta situación y Dinamarca, Noruega y Suecia pueden presumir además de significativos superávits en sus balanzas de pagos, comentó Helge J. Pedersen, Economista Jefe Internacional de Nordea.
- Con sus relativamente bajas tasas de desempleo e inflación, los países nórdicos se alzan como claros ganadores del concurso de belleza frente a la zona del euro. Sin embargo, también ellos se enfrentan en estos tiempos a desafíos en términos de crecimiento sostenible, añadió.

Madrid, 18 de junio de 2012. La crisis de la zona del euro, el constreñido mercado de la vivienda y unos hogares que se muestran reacios al gasto han enfriado la economía danesa en los últimos meses. Pero la reactivación de la economía que ha llevado a cabo el gobierno y los bajos tipos de interés deberían, a pesar de todo, garantizar para este año un modesto crecimiento que se acelerará el próximo. El crecimiento estará impulsado principalmente tanto por un aumento del consumo público como privado, así como por la actividad inversora.

La economía sueca ha capeado el temporal económico internacional sorprendentemente bien y tras caer a finales del año pasado, el PIB se ha recuperado y vuelve a crecer en el primer trimestre. Al mismo tiempo, la situación del mercado laboral permanece estable. A pesar de la evolución registrada en el primer trimestre del año, la economía sueca se encuentra en una senda de lento crecimiento y permanecerá en ella durante unos cuantos trimestres más. Con un desfase temporal, el mercado laboral se deteriorará y el creciente desempleo y el bajo nivel de inflación obligarán al Riksbank a llevar a cabo una política de relajación monetaria para finales de este año.

También la economía finlandesa creció sorprendentemente en el primer trimestre de 2012, aupada por la sólida evolución del consumo interno y las exportaciones. Esta sólida progresión sigue sin ser razón suficiente para revisar al alza nuestra previsión de crecimiento, ya que el primer trimestre parece ser solo una desviación temporal. El crecimiento del consumo posiblemente disminuirá debido al débil crecimiento de la renta real disponible, y las exportaciones se contraerán debido a las malas previsiones para Europa. Asimismo, parece que, la incertidumbre económica actual afectará al nivel de inversión. Prevemos una contracción económica en el segundo trimestre y un regreso paulatino al crecimiento a partir del cuarto.

Noruega sigue llevando el maillot amarillo en la carrera del crecimiento nórdico. El crecimiento económico ha sido muy sólido y el importante incremento de los ingresos parece que va a impulsar claramente el consumo por encima de nuestras expectativas. Por consiguiente, hemos revisado al alza nuestras previsiones de crecimiento para este año. El crecimiento del empleo será importante, pero estará cubierto principalmente por una alta tasa de inmigración. Aun así, el desempleo debería descender, lo que unido a unas cifras sólidas de crecimiento sugiere que el Norges Bank subirá los tipos de interés. La persistencia de una baja inflación y la incertidumbre respecto a las tendencias económicas internacionales debería evitar que se produzcan subidas este año, pero en 2013, prevemos que el Norges Bank endurecerá progresivamente su política monetaria.