La inestabilidad geopolítica, tensiones comerciales y bajo volumen de negociación propio del mes de agosto han provocado que los índices abran la última sesión de la semana con caídas. El DAX se deja un 0,8%, hasta los 12.572 puntos, el FT-100 pierde un 0,4%, hasta los 7.708 puntos mientras que el CAC-40 cotiza en los 5454 enteros en la apertura. El Eurostoxx50 se deja un 0,8%, sobre los 3.463 puntos, mientras que el índice italiano supera el punto porcentual de caída, hasta los 21.409 puntos. En una sesión en la que el euro cae hasta los 1,1467 dólares y el barril de crudo Brent cotiza en los 71,78 dólares.

La embajada de Rusia declaraba ayer que las sanciones impuestas por Estados Unidos no tienen ningún fundamento para acusar a Rusia de un hecho tan grave. Tal y como se informó ayer, el primer tramo de las sanciones prohibirá las licencias para la exportación a Rusia de mercancías sensibles a la seguridad nacional y el segundo tramo, que se impondrá en tres meses después a no ser que Rusia garantice que no usará armas químicas y acepte inspecciones. Esto podría tener un impacto sobre las importaciones y exportaciones del país.

Con todo, la lira turca siguió con su calvario a pesar de que el ministro de finanzas de Turquía afirmara ayer que la devaluación de la divisa no supone un riesgo para los bancos ni el sistema  financiero asegurando que la liquidez de las entidades estaba asegurado dando así carpetazo a las declaraciones de un gran banco de inversión norteamericano que afirmaba que si la lira llega a las 7 unidades, tanto sistema económico y financiero turco podría colapsar. En lo que llevamos de año, la lira cede un 30%.

En el viejo continente, los rebeldes conservadores de Reino Unido podría bloquear el plan de Theresa May de abandonar la UE sin un acuerdo, según el ex ministro conservador, Steve Hammond mientras el viceprimer ministro de Italia, Luigi Di Maio, declaraba la confianza sobre que el diálogo con la Unión Europea pueda permitir una reforma de las pensiones, recorte en los impuestos y implantación de la renta básica universal. Espera también que en los próximos meses ganará la confianza de la Unión Europea para conseguir un margen en el presupuesto.

El BCE ha advertido del riesgo de que EEUU cumpla con las amenazas lanzadas por Donald Trump mientras que China ha anunciado represalias contra los últimos aranceles de EEUU e impondrá aranceles por valor de 16.000 millones de dólares.

Dentro del Eurostoxx, tan sólo sobreviven dos valores a las caídas: Adidas, que sube más de un 0,5% y se instala sobre los 209,60 euros, y Sanofi que abre con subidas del 0,6%, hasta los 73,61 euros.

En terreno negativo, la banca cae a plomo: Deutsche Bank se deja más de un 3,7%, hasta los 10,33 euros, BBVA se deja un 3,4%, hasta los 5,742 euros mientras que BNP o ING descuentan más de dos puntos porcentuales de su cotización. SG, Santander o Intesa SanPaolo retroceden al ritmo del punto porcentual en la apertura. ¿El motivo? El BCE ha advertido sobre el riesgo que puede tener la caída de la lira turca sobre algunas entidades europeas, tal y como ha informado el Financial Times. La entidad monetaria teme que haya algunas entidades, sobre todo españolas, italianas y francesas, demasiado expuestas al abrupto descenso que registra la divisa en las últimas sesiones. Las grandes entidades, como BBVA, Unicredit o BNP Paribas, están entre las principales entides de Turquía y por eso el Organismo Único de Supervisión bancaria del BCE está monitorizando la situación ante el desplome de la divisa.

En el lado empresarial, Lufthansa dio a conocer ayer cifras de tráfico del mes de julio, mes en que transportó 14,2 millones de pasajeros, un 8,2% más. La tasa de ocupación quedó en el 86,3% mientras que el  tráfico se incrementó un 7% respecto a un año antes.

Sin salir del sector, hoy es un día clave para Ryanair de la que ya es la mayor huelga de la historia de la aerolínea de bajo coste. SE han pronosticado hasta 400 vuelos cancelados debido a la huelga de pilotos en varios países europeos.

Rangold Resources publicó ayer ventas de oro por 411.5 millones de dólares, beneficio neto de 58,4 millones de dólares y producción de oro de 313.302 onzas.  

Carl Zeiss Meditec ha dado a conocer sus cuentas de los nueve primeros meses con unas ventas de 926.3 millones de euros, EBIT de 134.8 millones y confirman estimaciones de ventas para el ejercicio fiscal 2017/18. El equipo directivo ha comentado que están relanzando el crecimiento.

Novozymes ha anunciado unas ventas de 3.500 millones de coronas danesas, por encima del consenso del mercado con un EBIT de 957 millones y beneficio neto de 776 millones de coronas. La compañía ha mantenido las expectativas para el conjunto del ejercicio.

Innogy ha dado a conocer las cifras del primer semestre con unas ventas de 20.600 millones de euros, un 4,8% menos, y EBITDA ajustado de 1.550 millones. El beneficio neto ajustado quedó en 662 millones de euros, lo que supone un incremento del 23% respecto al mismo período de un año antes.

La joyería danesa, Pandora, dio a conocer ayer de forma oficial sus cuentas del segundo trimestre después de anunciar, el pasado martes, un profit warning que tumbó la cotización. Las ventas se quedaron en 4.820 millones de coronas, un 4% más que un año antes, con un EBITDA de 1.500 millones y margen bruto del 75,5%. Ayer la compañía además anunció el cese del CEO, Anders Colding.

SBM Offshore sube con fuerza tras anunciar ventas ajustadas de 808 millones de dólares y beneficio neto ajustado de 314 millones de dólares, por encima de la estimación del consenso. La cartera de pedidos se sitúa en los 16.100 millones mientras que, para el conjunto del año, la compañía mantiene su estimación de alcanzar un EBITDA ajustado en torno a 750 millones aunque ajustó a la baja las previsiones de ventas sobre FPSO Liza. La deuda neta queda en 2.300 millones de dólares.