Manuel Caruana, gestor de Banco Camino, insiste en la necesidad que tiene Europa por crear agencias de calificación propias para compensar el efecto de las americanas.

En declaraciones a Radio Intereconomía, Manuel Caruana confiesa que "las agencias de calificación vienen viciadas por su pasado turbulento en los mercados. Convendría que el BCE constituyera una o dos agencias de calificación que sirvieran de contrapunto a lo que hacen las americanas".

En cuanto a sus recomendaciones a corto plazo, Caruana se inclina por "todos los valores relacionados con el mundo del petróleo, tanto americanos como europeos, que van a presentar muy buenos resultados en los próximos meses".