Determinar cuánto dinero necesitará para jubilarse a los 65 años depende de cuánto tiempo vaya a necesitar su dinero, sus gastos y sus objetivos de financiación más allá de la jubilación. Estos son algunos puntos a considerar.
 

Horizonte temporal: Su edad de jubilación es menos importante que el tiempo que usted necesita que le dure el dinero.

Primero, determine su horizonte temporal, es decir, una estimación del tiempo que necesita que le dure el dinero. Su horizonte temporal tiene un impacto dramático  en la cantidad de dinero necesita usted para jubilarse, ya tenga usted 45, 65 u 85 años. Puede ser su esperanza de vida. Puede ser la esperanza de vida de su esposa. Puede ser mayor si tiene como objetivo dejar un patrimonio a sus herederos.

Cuando se piensa en un horizonte temporal es importante tener en cuenta que los estadounidenses tienen cada vez una vida más larga. De media, una persona que nazca en Estados Unidos hoy va a vivir 78 años, un aumento de más de 30 años desde 1900. Conforme ha mejorado la medicina, la higiene y la calidad de vida en Estados Unidos, también lo ha hecho la esperanza de vida, así como el número de americanos que alcanza lo que puede considerarse una edad avanzada.

Una persona que esté a mediados de los 50 años, puede esperar vivir otros 30 años; una que esté en los 60 puede esperar vivir otros 20 años; e, incluso, una persona que tenga más de 70 puede vivir otros 10 o 15 años. Además, hay que recordar que hablamos de esperanza de vida media, la mitad de los inversores vivirán más. Y aunque resulta difícil quejarse de vivir más, una larga esperanza de vida presenta riesgos como podría ser quedarnos sin ahorros.

Esta visión que acabamos de presentar con datos estadounidenses debe adaptarse a cada situación. Hay que analizar nuestra historia familiar. ¿Cuándo murieron nuestros padres? ¿Y otros miembros de la familia como hermanos o abuelos? ¿Tiene mejor o peor salud que ellos? No subestime su salud. Es más prudente sobrestimar su horizonte temporal que infravalorarlo.

Inflación y gastos: El “impuesto invisible” puede causar estragos en su cartera.

Lo siguiente es estimar cuáles van a ser nuestros gastos durante la jubilación. Su probable esperanza de vida alargada requiere pensar también en los cambios en el coste de la vida. No subestime cuál va a ser el impacto que va a provocar la inflación, que rebaja el poder de compra con el paso del tiempo y a la vez que erosiona los ahorros y la rentabilidad de nuestras inversiones. Desde 1925 la inflación ha sido de un 3% anual en Estados Unidos. Si esta inflación media continúa en el futuro, una persona que requiera 50.000 dólares para cubrir sus necesidades anuales necesitará unos 90.000 dólares en 20 años y unos 120.000 dólares en 30 años. Y es importante comprender que ese dinero es necesario solo para mantener el poder adquisitivo.

Adicionalmente, el coste de la vida durante su jubilación podría incluir gastos en sectores que históricamente han subido más que la inflación, tales como la educación o la salud. Quizá usted deba ayudar a un hijo o a un nieto a pagar sus estudios.

O, quizá deba considerar la mayor influencia de los gastos sanitarios en los presupuestos de los jubilados. Conforme la gente envejece, el consumo de servicios sanitarios, aparatos y medicamentos típicamente aumenta. Y esto implica un incremento del consumo en una categoría en la que los precios suben rápido.

Objetivos de inversión: esencial para los inversores de cualquier edad.
Un inversor sin objetivos es como un barco sin timón. Defina sus objetivos respondiendo a estas preguntas: ¿Qué intenta conseguir con sus ahorros?

“Quiero evitar quedarme sin dinero”. Este es probablemente el objetivo que más escuchamos entre nuestros clientes. Si este es su único objetivo y tiene 100 años, hay posibilidades de que se las pueda arreglar con el dinero en efectivo que tenga y las fuentes de ingresos que mantenga. Si tiene 40, este objetivo probablemente implica que tenga que multiplica sus activos, lo que requerirá una cartera más diversificada y más expuesta al riesgo. Si tiene 65 años y acude a su portfolio para cubrir gastos, la elección de los activos será crucial y debe estar adaptada a sus necesidades actuales y no  a la edad. La edad es solo un número. Es más, si tiene un objetivo secundario, como dejar dinero a sus herederos, su edad puede ser totalmente irrelevante.

Definir claramente sus objetivos es crítico para tener éxito con sus inversiones, y esto es aplicable en cualquier momento de su vida, tanto si todavía le quedan muchos años para jubilarse, sui está cerca de jubilarse, o si pretende seguir trabajando el resto de su vida.

Así que, ¿qué significa todo esto para alguien que quiera jubilarse?
No hay una fórmula exacta que determine cuánto dinero necesitará cuando se jubile, a los 65 años o a cualquier otra edad, porque todo el mundo tiene horizontes temporales diferentes, distintos gastos y objetivos variados. Quizá la cuestión no sea cuánto dinero se necesita para jubilarse a los 65 años, sino cómo hacer que nuestro dinero dure 20, 30 o, incluso, 40 años. El objetivo no debe ser cruzar un umbral mágico. Nuestro objetivo debería ser conocer nuestros objetivos y entender completamente qué necesitamos para conseguirlos, independientemente de nuestra edad.  

Fisher Investments España es la sucursal española de Fisher Investments Europe Limited, compañía propiedad de Fisher Investments. Fisher Investments es una gestora de inversiones privada e independiente. Fisher Investments Europe delega la gestión de carteras a su empresa matriz. Este artículo refleja la opinión del equipo editorial de Fisher Investments. Dicha opinión puede cambiar en cualquier momento. Se proporciona la información sobre los mercados de valores con fines informativos. Este artículo no debe considerarse una recomendación de inversión para que compre o venda valores concretos.