Sexto día de subidas desde primera hora hemos visto alzas en el Ibex motivadas, según Ignacio Zafra, del departamento de renta variable de Interdín “por los datos de índice de ventas comparables del sector minorista de EE.UU. que ayer conocíamos que salía mejor de lo esperado, la colocación de los bonos griegos que dan tranquilidad por en tema del déficit y el incremento de la venta de viviendas en España por primera vez desde el cuarto trimestre del 2006 y el dato de desempleo de EE.UU. que se reduce un 0,1% respecto a lo que se esperaba”. Además, el experto cree que “las alzas pueden continuar hasta el nivel de los 11.000-11.200 puntos en el Ibex 35”.

Sacyr quiere dar entrada a fondos internacionales en su filial de autopistas para reforzar su estructura de capital, a lo que Zafra comenta que “cuando vendió Itinere, Sacyr se quedó con algunos activos que no generaban flujo de caja y sí deuda y esta noticia sería un intento de capitalizar esta inversión”. Pero en Interdín creen que la constructora “lo va a tener complicado porque son concesiones muy difíciles y tienen menos visibilidad en cuanto a obtención de caja”.

Ante el anuncio de la venta de Repsol de parte de su participación en un pozo brasileño Zafra avisa que “no hay que hacer una lectura inusual y pensar que Repsol se está saliendo del país, si no que se ajusta a su política de no mantener más de un 35% de participación en un campo petrolífero por la dilución que puede suponer. Así evita el riesgo”. Al fin y al cabo,“Repsol vende un 15% a Petrobrás de su participación en un bloque petrolero, pero todavía se queda con una participación del 35%”,

Recomendación
Su consejo pasa por “el eurodólar porque en el mes de febrero los mínimos han pasado de ser decrecientes a ser estables y pensamos que se va a estabilizar en estos precios o incluso podemos ver alguna reacción que le lleve al entorno de los 1,39-1,40 dólares”. “Esto –avisa el experto- no cambiaría la tendencia de apreciación del dólar, sólo sería una corrección”. Además dice que “aquí aprovecharíamos la apreciación del euro en el sentido en que este movimiento favorecería al alza el precio de las materias primas”. Para ello haría uso del “ETF (BRE) que cotiza en la bolsa de Francia y replica el índice de recursos básicos del Eurostoxx 500”.