“Incertidumbre y miedo es lo que está moviendo el mercado y penalizando a la banca. Los inversores quieren alejarse de cualquier activo que pueda suponer un riesgo y, precisamente la bolsa española no tiene las características para que se acerquen a ella”, dice Mercedes Camacho, de Omega IGF.

El viernes se espera el anuncio de nacionalización de Bankia hacia las 17:30 del viernes. Junto a ello, el anuncio de nuevas reformas financieras pues, “las medidas ya tomadas se esperaba que fueran suficientes, sin embargo, como se ha visto con Bankia, no han sido suficientes para mostrar la solvencia de nuestro sistema, por lo que se quiere evitar que pase con otras entidades con más medidas, aunque algunos bancos vayan a pagar el pecado de Bankia con las exigencias de aumento de provisiones”.

Además, el otro frente de gran incertidumbre es Grecia que, “si la izquierda no consigue formar gobierno y los conservadores sí, no aceptarán las condiciones de la troika, por lo que no cabe duda de que a Grecia no se le dará un duro más. Para colmo, en junio Grecia necesita dinero y, si no le llega, va a verse abocada a la quiebra y, probablemente, a la salida del euro”, pronostica la experta.



Declaraciones a Radio Intereconomía