Los balances de los bancos han sido saneados y se está emitiendo deuda con unos tipos de interés bastante interesantes. En renta variable apostamos por analizar compañías de buena calidad a las que a la larga no afecte el ruido.

En estos momentos  ¿Es necesario que el inversor prepare las carteras en valores defensivos?

Precisamente la volatilidad que estamos viviendo en los mercados es derivado de la famosa guerra comercial, ya descontado el efecto italiano ahora mismo el mercado se está centrando principalmente en toda lo relacionado con esa famosa guerra comercial. Nosotros, aunque al principio creíamos que no iba a llegar la sangre al río, sí empezamos a ver que esta guerra comercial va a traer peores resultados desde el punto de vista de crecimiento a nivel generalizado, con lo cual la volatilidad va a seguir siendo habitual en los mercados en estos próximos meses, y con lo cual es mejor centrarse más en compañías de calidad, bien gestionadas, con balances saneados y generación de liquidez en unos momentos en los que la volatilidad ha vuelto.

¿Qué impacto puede tener las elecciones en EEUU?

No se sabe a ciencia cierta, pero unas elecciones en Estados Unidos siempre son importantes para el resto del mundo, porque queramos o no EEUU es el que lleva la voz cantante en todo los temas relacionados con lo económico y político a nivel mundial. Con lo cual lo que pase en las elecciones de Estados Unidos va a dirigir mucho a los mercados financieros en los próximos meses. Que esta guerra comercial que estamos ahora mismo acaba antes o después de las famosas elecciones, no lo sabemos, pero que duda cabe que si en un momento determinado esta guerra comercial se atenúa un poco y se vuelve otra vez a unos objetivos y a mirar otra vez a los fundamentales de las compañías el crecimiento volverá y quizá la volatilidad se reducirá. Pero ahora mismo la incertidumbre es lo que nos lleva a la volatilidad.

¿Qué sectores son entonces atractivos ahora en Europa?

Nosotros más que sectores analizamos más compañías, porque dentro de cada sector vamos a buscar las compañías que realmente tienen generación de caja de forma recurrente, tienen barreras  de entrada dentro de su sector para poder hacer una competencia mucho más elevada, y también en un momento determinado pueden generar ingresos de forma recurrente, independientemente del momento en el que estamos porque el precio de las acciones siguen a los ingresos, y los ingresos son alcistas tarde o temprano el precio de las acciones buscarán esos ingresos.

Dentro de lo que cabe, en esos sectores, el tecnológico no toda la tecnología ha subido, sino las famosas cinco. Sin embargo, dentro del sector tecnológico en EEUU si sabemos buscar más empresas B2B hay muchas compañías que aún se han quedado rezagadas y pueden ser las futuras “fun”.

En Europa, enfocándonos en sectores en los que sí puedes hacer una buena selección de acciones, como puede ser el tecnológico, tipo SAP, una compañía alemana líder en su sector y con unos ingresos recurrentes; en el sector sanitario también hay compañías que lo están haciendo bien; y también el sector industrial. En estos tres sectores en Europa ahí sí puedes hacer una buena selección de acciones.

El sector bancario en Europa está muy ligado a la evolución de los tipos de interés. Y entre el que mejor y peor se comporta hay muy poca diferencia, por ello hasta que realmente no suban tipos de interés nos cuesta ver compañía desde el punto de vista de la renta variable que tenga un recorrido alcista próximamente. Si vamos a renta fija, es diferente, los balances de los bancos han sido saneados, se están emitiendo deuda con unos tipos de interés bastante interesante, y ahí sí que estamos viendo oportunidades: en el sector de la renta fija europea del sector financiero.

Los pronósticos para el ciclo macro parece que no acompañan… ¿Estas compañías van a resistir?

Lo que tenemos que buscar son compañías de calidad y que generen ingresos de formar recurrente independientemente del ciclo económico en el que estemos. Esas compañías son las que el inversor va a buscar, sobre todo en Europa. Con lo cual, haciendo un muy buen análisis, y abstrayéndonos lo que es a nivel país y sectorial, y haciendo un análisis individual de las compañías por compañía, podemos encontrar compañías bastante interesantes que se han quedado a muy buen precio porque el año pasado no tiraron al alza y sin embargo su cartera de negocios es bastante solvente, con lo cual buscando fundamentales en renta variable europea sí se pueden buscar buenas oportunidades.

Efectivamente, hoy en día estamos ante una globalización. Nosotros no buscamos el domicilio social, buscamos realmente de dónde están generado los ingresos esas compañías, y es así como tienes que hacer un poco la asignación de activas y la alocación de los ingresos de cada una de las compañías para ver realmente donde se está encontrando valor.

¿Y las tensiones geopolíticas crecientes?

Está claro que en el corto plazo el inversor mira a este panorama político puntualmente. Pero a la hora de invertir en renta variable hay que ser más largoplacista y obviar estos temas geopolíticos de forma puntual y centrarse en lo que son las compañías, porque las compañías al fin y al cabo se nutren de la generación de ingresos que tenga a nivel mundial. Con lo cual buscando compañías y sectores solventes y líderes en su mercado, al final este cortoplacismo de los momentos geopolíticos puntuales, podremos hacer una buena selección y encontrar oportunidades más en el largo plazo.

Oportunidades ha habido entonces con el tema del Brexit, con el tema italiano, etc. ¿Qué oportunidades en estos últimos meses han encontrado en esos mercados?

A la hora de hablar de la inversión en los que son los mercados de renta variable e incluso fija, cada vez más se necesita un exhaustivo e ir compañía por compañía, pero no sólo en las acciones sino también en los bonos.  Nosotros lo que hay que hacer si eres un inversor a la largo plazo es aprovechar estos momentos de volatilidad  en los cuales hay compañías que son solventes y está cayendo en precio, para comprar más y sobreponderar más y ver cuánto del precio están cogido esas malas noticias.

Lo que hay que hacer como inversor buscando en el largo plazo es encontrar esos momentos de oportunidades que te genera la volatilidad para saber comprar compañías buenas, saludables y a unos precios razonables.

Ibex 35, le está costando mantener los 9.700… ¿Qué salud le ve al Ibex 35? ¿Le gusta alguna compañía o sector?

El Ibex si solo miramos al índice estamos hablando del sector financiero principalmente y telecomunicaciones, que son los que dirigen el Ibex. Si los bancos no terminan de arrancar porque los tipos de interés están como están, difícilmente el Ibex terminará de arrancar. Pero sí se encuentran oportunidades interesantes para poder invertir no dentro del Ibex, sino del Mercado Continuo. Oportunidades interesantes en compañías globales que  generen ingresos no sólo en España sino también compañías españolas que han sabido hacer muy bien los deberes a nivel mundial. Hablando de tecnológicas en un momento determinado el  fondo Fidelity European Dynamic Growth, que es un fondo de renta variable bandera en Fidelity  tiene a Amadeus dentro de su cartera a muy largo plazo, y es una compañía económica  tecnológica española que se ha sabido diversificar y tiene una generación de ingresos de forma recurrente.

¿Seleccionar por PER alto empieza a ser una estrategia?

Si es caro por algo es. A veces lo caro se justifica porque la generación de ingresos de forma recurrente está ahí, porque los nichos de mercado o el modelo de negocio a nivel global tiene esa valoración. Por supuesto no sólo hay que mirar los PER, sino muchas más cosas: la generación de ingresos de forma recurrente, las barreras de entrada, en qué parte del mundo está generando esos ingresos… Hoy en días es ir más allá de los PERes : los PERes es una forma de analizar interesante pero hay que analizar más cosas.

Un año de selección de compañías.

Un año de volatilidad. La volatilidad ha vuelto para quedase y antes esa volatilidad lo que hay que buscar son análisis de compañías, pero no sólo en este año sino también en los años venideros.