Esta mañana pensábamos que lo más probable es que rompiera los 7.900 puntos, de hecho, con CFD’s los llegó a romper hoy. Desde el punto de vista técnico, debería romperlos. Espero que cierre la semana en positivo y, si rompe los 7.900 puntos tendría alguna oportunidad para trades alcistas.

Dentro del selectivo nos gusta Día, ya que tiene una tendencia alcistsa de libro, pese a haber retrocedido un poco estos días. Pensamos que volverá a tocar los máximos en 4,9, ó 4,937 con CFD’s.

También vemos una oportunidad clara en Repsol, después de romper ayer la resistencia de los 16,45 euros. Ahora podríamos buscar con CFD’s objetivos de 17,5 euros, que representan el 50% del retroceso de Fibonacci.

Otra oportunidad, aunque arriesgada, es Santander. Tras romper la resistencia de 5,75 euros podríamos ponernos alcistas, pero sería conveniente limitar el stop y también el beneficio. Deberíamos situar el stop en 5,61 euros.

En Europa, el Daxha tenido una revalorización brutal desde junio, más de un 70%. Si trazamos un retroceso de Fibonacci vemos que ha retrocedido el primer nivel, el 23,6%. En el caso de los CFD’s, tiene un soporte claro en los 7.000 puntos y una resistencia en 7.400 puntos, máximos del año. Creemos que a largo y medio plazo hay una buena oportunidad de buscar los 7.400 puntos. Además, si se aprueban en Bruselas unos presupuestos solidarios y se desbloquean las ayudas a Grecia, las bolsas europeas se animarán y, a más corto plazo, podría ir a buscar los 7.250, ó 7.256 puntos si se opera con CFD’s.

El EuroStoxx 50 presenta desde verano una tendencia claramente alcista. Retrocedió prácticamente el 100% de Fibonacci, por lo que los niveles están muy claros. Tiene un soporte muy claro en 2.475 puntos y proponemos un trade alcista hasta los 2.600 puntos.

A corto plazo podemos invertir en el euro-dólar teniendo claro el soporte de los 1,27 dólares y la resistencia de 1,29. Si rompe esta resistencia podríamos buscar los 1,31 dólares, que representa el 100% del retroceso de Fibonacci.