Visión y análisis de la industria de fondos de inversión y perspectiva para 2015 con Antonio Castilla, socio director de Conecta Capital. 
El reciente anuncia del BCE de que comprará bonos corporativos de empresas no financieras. Esto ha provocado que muchos inversores se hayan fijado en bonos corporativos como idea de inversión. ¿Le gusta en este momento?
La última intervención del BCE dijo que compraría bonos de entidades no financieras y este tio de bonos se relajó mucho en precio desde el primer mes de enero y hasta finales de febrero pero es cierto que a partir del anuncio este tipo de bonos han corrido mucho en precio con lo que a día de hoy no vemos conveniente invertir en este tipo de activos. Sí es cierto que siendo muy selectivos hay activos de estas características que pueden tener algo de valor para las carteras de inversión .Por ejemplo los bonos que no comprará el BCE, como los no financieros porque éstos correlacionados con el resto de bonos pueden tener recorrido y todavía no han tenido subida en precio.

¿Se puede hacer de fondos de inversión? ¿En cuáles?
Invertiríamos en renta fija corporativa pero en aquellos fondos que vemos que tienen un peso en bonos sobre todo en el sector financiero. Por ejemplo, el Invesco Euro Corporate Bond sería una de nuestras apuestas y otra podría ser el AXA Euro Short Duration. Podemos invertir en bonos de entidades corporativas financieras por ejemplo el Bono con vencimiento 2026 de Caixabank con un cupón del 5% y TIR entre el 3.60% al 3.70%, puede ser una buena opción. Es deuda subordinada Tier 1 y aunque el ticker es alto – por encima de los 100.000 euros – a largo plazo puede ser una buena opción.

Al calor de esta idea que está comentando, ayer en una conferencia con Credit Suisse recomendaban los bonos híbridos. ¿Lo consideran alternativa?
Somos negativos a los activos híbridos por ese componente que tienen de bonos y acciones.  Nosotros nos volcaríamos más en renta fija high yield y sobre todo con un componente financiero y si queremos tener un escalón por encima de riesgo nos iríamos a renta fija convertible, sobre todo por la posibilidad que tienen los bonos de convertirse en acciones. Si el mercado es alcista, la convertibilidad nos puede dar valor a nuestras carteras.

Además, la renta fija de países emergentes nos comienza a gustar con cierta fuerza sobre todo por los últimos datos que hemos conocido de la parte de China e India y que son muy alentadoras.

Esta semana hemos tenido las actas de la última reunión de la FED  con una visión distinta entre los miembros acerca de la próxima subida de tipos. ¿Cuál es su valoración?
Efectivamente hay posiciones encontradas entre unos gobernadores y otros pero nuestra impresión es positiva porque en estos momentos el consenso de mercado estima que habrá como mucho una subida de tipos y será a finales de año. Esa incertidumbre que pesaba bastante en los mercados empieza a disiparse vemos más crecimiento económico y la prudencia que está manifestando la FED tiene que ser muy beneficioso tanto para la parte de renta fija como para la renta variable, aunque tampoco vemos mucho recorrido para esta última.

Por la parte de la renta fija hay expertos que advierten de que en próximos años vencen los bonos que la FED compró en la operación Twist. ¿Cómo podemos beneficiarnos de esto?
Consideramos que sí podemos beneficiarnos porque hay gestores, especialmente de retorno absoluto, que tienen esta estrategia como una de las que más están implementando en cartera. Fondos como el High Alinea Sicav sería muy buena opción para jugar ese mismo condicionamiento desde el punto de vista del riesgo.

¿Dónde esta su recomendación?
Nuestra recomendación está más en Europa que en EEUU, somos muy positivos con la renta variable y sobre todo también renta fija convertible a través de fondos de la categoría o con fondos mixtos flexibles, como el Nordea Stable Return o el Cartesio X  o el Gesconsult Leones que son buenas ideas por protección, diversificación y porque recogen bien las subidas de mercado y cubren bien las caídas.

En la renta fija de emergentes ¿en deuda pública o privada?
En los emergentes estaríamos más enfocados a la parte de deuda pública por ejemplo a través del TEmpleton global Total Return sería una buena opción.