El exceso de endeudamiento privado obligó a los estados a tomar mucha deuda y hoy, la banca europea, tiene un porcentaje muy significativo de deuda soberana. En el caso español, 1/3 del saldo vivo de la deuda soberana en circulación está en manos de los bancos. El estado español se están encontrando con un mercado donde cada vez hay más inversores extranjeros que pueden ir sustituyendo a los españoles, especialmente a los bancos. Activo de ponderación cero.
En el proceso de unión bancaria se intenta romper ese círculo vicioso deuda soberana-deuda bancaria para hacer unas reglas de juego uniformes para todos los bancos, cualquiera que sea. Dejando que el juicio de valor sobre el riesgo descanse en la solvencia intrínseca de cada entidad y no en el estado miembro al que pertenece.

Entiendo que lo que se persigue es acelerar la corrección de esta última ley. La prima de riesgo ha bajado a 230 puntos y lo normal y razonable es que baje por debajo de 200 pb.

Creo que no porque al final el BCE, que se ha dicho que no ejercerá funciones de supervisor hasta que no haya examinado de verdad a la banca –
activo, pasivo y además simulación de una situación muy adversa a ver si aguantan – no se producirá un nuevo escenario de crash. Estamos en un proceso irreversible.

España ha sido el único país del área euro que ha recibido una línea de asistencia financiera, todo lo que ha ocurrido aquí se puede replicar en aquellos países con dificultades que va desde inyecciones públicas de capital – si los bancos no pueden ir al mercado privado- hasta organismos de intervención tipo FROB e incluso creación de un banco malo, tipo la Sareb.

Es verdad que lo resultados han crecido mucho porque se ha reducido el saldo en inversión crediticia. En la medida en que las entidades estabilicen este desapalanamiento.

La política de dividendos es una decisión totalmente soberana, del consejo de administración y junta general de accionista. Creo que el BdE pedirá moderación en los dividendos pues cuanto antes termine el proceso de fortalecimiento de capital – retención de beneficios para que vaya a fondos propios- mejor. En cuanto a las participadas de los bancos, con los datos que están apareciendo no veo que ningún sector plantee problemas de reparto normal de dividendos.