“Estamos asistiendo a un movimiento de rebote que deberíamos acompañar, aunque hay que tener cuidado con la volatilidad y ceñir los stops”, aconseja Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse.


Banco Santander, desde el septiembre, viene desarrollando una secuencia de mínimos crecientes, pero podemos ver como está muy cerca de la zona de resistencia. En varias ocasiones se ha chocado con los 6,30 euros. En primera instancia es probable que no supere esta resistencia, por lo que no tomaríamos posiciones buscando recorrido. Condicionaríamos nuevos posicionamientos a la superación de los 6,30 euros. Por debajo hay que vigilar que no pierda la directriz alcista principal que coincide con los últimos mínimos relativos en 5,70”, afirma Martín.

BBVA, por su parte, “está en una zona que anteriormente funcionó como soporte. Si estamos dentro, habría que ceñir los stops a 6-5,90 euros”.

Pese a que Gamesa ha recuperado bastante en las últimas semanas, revalorizándose desde los 3 a los 4 euros, “habría que mantener posiciones mientras no pierda la directriz principal alcista que pasa por 3,45 euros, pero cerca de los 4 euros han aparecido ventas, por lo que, solamente la superación de los 4 euros daría pie a un movimiento de continuación tendencial con objetivo en 4,30 y 4,50” explica el experto.

El Ibex 35 “está en un movimiento de rebote con resistencia en 9.100-9.200. Se está acercando a esta resistencia, por lo que subiríamos el stop al último mínimo relativo que está en 8.550 puntos. Mientras se mantengan estos niveles, podemos estar dentro”.

“El Dow Jones y el S&P 500 han tenido una corrección muy baja en comparación con los índices europeos”, dice el experto. “En el Dow Jones se está clavando en la resistencia que converge con el 61,8 de todo el movimiento bajista desde agosto a octubre. Por tanto, no iniciaríamos planteamientos alcistas”. También en el S&P 500 “un antiguo soporte ahora ejerce como resistencia, por lo que el recorrido estaría bastante limitado. Por abajo nos tenemos que ceñir a los últimos mínimos relativos que, mientras no pierda, podríamos mantener posiciones, pero con atención”.

“El euro-dólar está teniendo una fuerte correlación con el mercado americano y, al igual que esté, se está dirigiendo a la parte baja del movimiento lateral, zona en la que podrían colocar papel. La parte positiva es que se podría estar formando un H-C-H invertido que estaría superándose al alza con implicaciones alcista. Sin embargo, no me lo acabo de creer hasta que rompa la base del movimiento lateral en 1,40-1,4050”. “Podemos mantener posiciones alcistas mientras no pierda los 1,3640 dólares”.