Miguel Méndez, director de Big Deal Capital, analiza la situación fundamental y técnica de Telefónica.

Ha logrado una línea de financiación con bancos chinos por valor de 1.200 millones de dólares, lo que es una buena noticia para la compañía. Sin embargo, hace unos días, declaró desierta una subasta de pagarés por valor de 20.000 millones de euros. Además, sus ventas han disminuido en España y Latinoamérica, y está perdiendo clientes, lo que hace que su situación fundamental no sea buena.

La cancelación de su dividendo no ha obtenido el respaldo de sus inversores, lo que es muy negativo.

Sin embargo, desde el punto de vista técnico, lo está haciendo muy bien en este contexto. Hizo un suelo en 8 euros, desde donde consiguió remontar hasta los 11 euros y hacer un pull back a los 10. Ahora ha conseguido remontar en un segundo módulo que iría desde la zona de 10 euros hasta los 13. Los 13 euros son el objetivo de corto plazo del valor. Es importante que rompa la línea de tendencia que viene formando desde mayo de 2011 en 11,76 euros. Si lo consigue, se podría entrar largos en 11,90-11,95 euros para entrar largos con objetivo 12,78-13 euros, aunque incluso podemos ver niveles superiores.