La Reforma Financiera de Obama está apunto de ser puesta en marcha y José Manzanares, director de Productosymercados.com, predice que “no va a perjudicar tanto a los bancos grandes aunque algunos están teniendo que vender áreas de negocio por la capacidad”, si bien, “en este caso, los más perjudicados podrían ser los gigantes, JP Morgan o Citigroup ya que la actividad de Trading, Hedge Funds y Private Equity se vería reducido, aunque no lo que se esperaba en un principio”.
Donde afirma que sí puede haber problemas es “en la banca mediana y pequeña estadounidense porque muchas de estas entidades no pueden devolver los fondos TARP ni pagar los intereses”. Por ello, “hay críticas en EE.UU. que apuntan a que se ha beneficiado a Wall Street y no a la banca”, dice el experto.

Afirma que “los americanos están muy alcistas con la campaña de presentación de resultados empresariales” y, entre las cuentas ya conocidas, destaca que “Alcoa lo ha hecho muy bien e Intel excepcionalmente” pero observa que “lo que no está cuadrando con la campaña son los datos macro”.

Una vez rotos los 1.000 puntos, Manzanares cree que “el S&P 500 se podría acercar fácilmente a los 1.110 puntos pero, a partir de ahí, le costaría pasar”, aunque, “si la campaña de resultados sigue siendo muy positiva, el mercado podría romper, pese a que el volumen es muy bajo y los datos macro no sean buenos”. Por debajo, vigilaría los 1.080 puntos.

El experto no se muestra partidario de las consideraciones que apuntan a una vuelta a la recesión por parte de EE.UU. y recuerda que “desde los organismos oficiales afirman que habrá recuperación, lenta, pero la habrá”. La clave está en “el sector inmobiliario y en el empleo pero, con una tasa de desempleo tan alta, será complicado que las ventas minoristas aumenten y, con ello, se acelere la recuperación”. Manzanares apuesta por una “recuperación en forma de raíz cuadrada, primero con salida en V y después desarrollo plano”.

“El sector que mejor está afrontando la crisis es el tecnológico–opina Manzanares- ya que son compañías más eficientes, han reducido más costes y, en general, son dominantes, con una cuota de mercado muy elevada”. Por todo ello, el experto se muestra partidario de apostar por este sector.

El analista comenta que “cuando el euro tocó los 1,19 dólares hubo una intervención de los bancos centrales, aunque éstos no lo reconocieran, lo que le llevó a los 1,27 dólares”. “Ahora podía llegar a 1,30 dólares máximos, pero nuestra apuesta sigue siendo por un ETF sobre el dólar”, reconoce el director de Productosymercados.com.

Recomendación
Manzanares se fija en las economías emergentes que “no tienen la deuda corporativa ni el apalancamiento de los países desarrollados, por lo que apostamos por una economía como la coreana, que es muy eficiente, que está creciendo, que S&P está revisando su estimación al alza y que, previsiblemente, su divisa se apreciará frente al dólar”. Por tanto, “si se aprecia el dólar y también el won coreano, ganaríamos por varias vías con ETFs sobre ambas divisas”. “Tanto una parte de la cartera de renta fija como de renta variable debería estar invertida en los países emergentes, sobre todo Asia y, en especial, Corea”, concluye el experto.