Estas divergencias en EEUU se materializan entre “las tecnológicas del Nasdaq, que están en máximos desde 2005, frente al Dow Jones, que se resiste”.

En Europa, “el sectorial bancario europeo, SX7E, marca unos niveles muy claros, los 119 puntos, que ejerce de resistencia y que, si supera, supondría la confirmación de la tendencia alcista en la renta variable global. En cambio, si perdiera los 110 puntos el índice podría experimentar una corrección muy fuerte porque el sector bancario está bajista desde enero de 2010”.

Por todo esto, “abogamos por subir los stop técnicos en el Dax y EuroStoxx 50 a los mínimos del 16 de febrero, y al Dow Jones, Nasdaq y S&P 500, a los mínimos del día 10”.

En el mercado de divisas, “el euro-dólar está en un canal bajista desde octubre. Ya está casi en el 50% de retroceso de Fibonacci, lo que se correspondería con los 1,341 dólares”. Por ello, “seguimos alcistas en el par y fijaremos los stops en el mínimo del gap que hizo el lunes 20”.

A pesar de las medidas del Banco de Japón, el yen se sigue devaluando frente al dólar, “algo que no es tan malo para Japón, ya que impulsa sus exportaciones”, considera la experta. “El dólar está en máximos de 7 meses frente al yen y podríamos tomar posiciones alcistas con CFDs con stop en niveles de 79,75 yenes”.