El analista explica que hay un “claro movimiento alcista desde que marcó mínimos en el 2009, aunque podríamos señalar también que ha desarrollado dos tramos alcistas simétricos que podría ser un primer síntoma de agotamiento. Sin embargo, puntualiza que “la tendencia principal continúa siendo alcista”.

 
Alejandro Martín afirma que “se puede observar una zona de soporte claramente definida en torno a niveles de 21,98-21,95 donde ha encontrado mínimo en un par de ocasiones”. De igual forma, “cada vez que se está aproximando a la zona superior de ese movimiento lateral que encontramos en torno a 24,90 aproximadamente, todos esos niveles, podemos ver como están ejerciendo como punto de salida de papel”.
 
El experto señala que a corto plazo, “poco se podría hacer, más que tomar posiciones alcistas en la zona de 21,95-22 euros, con un posible objetivo en la zona de 24,90-25 y hacer el proceso contrario, intentar buscar posiciones bajistas en cualquier acercamiento a la zona de 24,9 con el objetivo de intentar cerrarlas en la zona inferior”.
 
“Solamente en el caso de que este movimiento lateral fuera perforado a la baja sí que podríamos ver e iniciar un movimiento correctivo importante” añade Martín.
 
En definitiva, la idea es que “que Repsol ahora mismo se encuentra a nivel tendencial muy lateral y mientras, no se resuelva este lateral hacia alguna de las dos direcciones, vamos a seguir viendo un movimiento de zigzag arriba y abajo con esas dos zonas de entrada de dinero muy clara en torno a 22 euros, y la zona de salida de papel en torno a los 25 euros”.