Dicen que la novedad está en lo que no es novedad. Sin conceder la más mínima posibilidad de que el BCE lleve a cabo un programa de expansión cuantitativa, los expertos esperan que Mario Draghi de más detalles sobre la inflación, el crecimiento y la recompra de ABS. Medidas que ya está descontando la divisa comunitaria. 
 
¿Qué novedades espera de la reunión del BCE este mes?
Novedades, pocas porque “bajar tipos ese imposible con lo que simplemente esperaremos novedades respecto a la compra de ABS que ya anunció Draghi en su reunión del mes pasado. La demanda ha sido poca y eso es porque faltan detalles pero no espero que se diga mucho más”, explica Ricardo Sánchez Seco, analista independiente. Parece que las novedades, en este caso, será “lo que no son novedades”, a juicio de Ramón Morell, director de ETX Capital. El organismo implantará los dos programas que tiene acordados – cédulas hipotecarias y titulizaciones – y tendremos que ver en qué medida el importe es suficiente para lo que demandan los mercados.

Por su parte, Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG admite que en la reunión es imposible que se anuncien nuevas medidas concretas, la QE es imposible que se anuncie en esta reunión “por lo que deberíamos centrarnos en conocer las explicaciones o detalles sobre el plan de recompra de ABS y en las valoraciones más subjetivas que dé DRaghi sobre la evolución económica y la inflación”.

Pero ¿habrá o no QE?
Ese será el gran debate de los mercados en los próximos meses. “No hay nada nuevo pero con los estatutos del BCE no puede financiar estados ni hacer un QE comprando deuda soberana a diez años con lo que de necesitarse o los mercados presionar, se hará un debate donde Alemania se opone radicalmente”, reconoce Sánchez-Seco. Se podría dar pero no a corto plazo y pasando fases que podrían poner nerviosos a los mercados.

Por su parte, Morell tampoco cree que se vaya a anunciar un QE en esta reunión porque “la situación no es tan dramática pero parece que con las políticas que se están llevando a cabo en estos momentos, podríamos sacar adelante la inflación y la actividad económica del área euro en general”. Pingarrón admite que no sería realista pensar en una activación del crédito. “Las medidas del BCE van destinadas a fomentar la oferta del crédito pero en la demanda de éste poco puede hacer. Con un apalancamiento que sigue siendo elevadísimo, antes de la crisis se agotó la capacidad de consumir crédito de varios años”.

¿Qué niveles maneja para el euro dólar?
La apreciación el dólar es un movimiento evidente. “A 1.25 vamos a llegar sin muchos problemas y una vez superado ese nivel, en 1.18-1.20, ajustaremos fundamentales psicológicos entre EEUU y Europa”. Llevamos más de dos años aventurando este movimiento y parece que las divisas se están ajustando en condiciones. Morell coincide en que el euro -dólar va perdiendo valor y posiblemente el objetivo estará en los 1.25. Subirá pero el fundamento en el euro dólar es claramente bajista.