Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM para España, habla de las oportunidades de inversión que ofrece el sector de cuidados de la salud a través de un nuevo fondo que lanzó la gestora a comienzos de año, Pictet- Health EUR. 

¿No cree que hay burbuja en el sector de cuidados de la salud?
“No lo creemos, pero sí hay que poner en contexto la revalorización de este sector en particular porque es cierto que durante los últimos cinco años hemos tenido revalorizaciones de doble dígito en este sector y los inversores se preguntan si queda o no recorrido.

Creemos que el sector de sanidad está siendo liderado por la innovación y eficiencia. Existen muchas necesidades a nivel demográfico y en países desarrollados, con lo que en lugar de estar caro, el sector tiene una serie de dinámicas que justifican sus valoraciones. Las perspectivas que tenemos para este sector son muy positivas; a nivel de innovación están constantemente sacando nuevos medicamentos a mercado y todos los gobiernos están apoyando a su desarrollo”.

¿La demografía será un factor determinante para este sector?
“Más del 60% de los medicamentos que se utilizan en el mundo, a nivel de gasto, lo hacen las personas con más de 60 años y la población esperada dentro de diez años en el mundo será de 1.200 millones de personas y se espera que en el 2050 sean 2.000 millones, con lo cual, toda esta población va a estar consumiendo medicamentos. Habrá un mayor consumo y esto significa mayor volumen de negocio de las compañías”.

¿Qué tipo de compañías se encuentran en vuestro universo de inversión?
“Restringimos, en base a una serie de criterios, a un universo de 700 compañías y la cartera del fondo está compuesta por entre 60 y 70 compañías. Uno de esos criterios es el de la innovación, a nivel de control de costes, de eficiencia en los recursos y, por último, si son capaces de incrementar la calidad de vida del paciente. Estamos buscando aquellas compañías cuyo crecimiento venga liderado por el criterio de ‘innovación’.”

¿Cuál es el perfil de este fondo?
“Es un tema que quizás haya que aclarar. Cualquier inversor se quedaría muy sorprendido por el nivel de desarrollo de nuevas tecnologías. El inversor debe tener en cuenta que en está invirtiendo en un sector, en principio defensivo, pero que tiene una amplia gama de crecimiento, como biotecnología, servicios… En este campo, es el gestor el que, dependiendo de valoraciones, es capaz de hacer una localización más eficiente dependiendo de cómo está el sector”.

¿Qué objetivo de rentabilidad tienen?
“Las expectativas que tenemos de crecimiento para estas compañías es de entre el 15% y el 20% y deberíamos de ser capaces de conseguir retornos del 10%. Es un fondo global, con correlación con el mercado y tiene un riesgo”.