Los eurobonos son una medida que suena muy bien, ya que los países de la eurozona pagan rentabilidades muy diferentes y los países más solventes vendrían a avalar a los menos solventes, pero el problema que tiene Alemania es que va a avalar al resto, algo que Merkel no quiere que cambie”.


A pesar de lo bien que pueda sonar, “a corto plazo no se puede implantar porque se nos escapa cómo podrían hacerse. Por ejemplo, si salen los bonos de países como España e Italia se quedarían sin liquidez. Es tan complicado ponerlo en marcha que creo que nunca veremos los eurobonos”.

No obstante, “el punto más importante de la Cumbre del Crecimiento que tendrá lugar en junio será el papel que lleve a cabo el BCE, pues se le está pidiendo que mire cada vez más por el crecimiento y que haga un nuevo programa LTRO de inyecciones de liquidez al sistema para que vuelva a fluir a los particulares y empresas, aunque sabemos que la mayor parte se la quedan los bancos”.

Ante las presiones de la OCDE, los rumores sobre que España podría anunciar la subida del IVA antes del 2013 se pronuncian, sin embargo, Pellón cree que “no se anunciará este viernes”. Eso sí, “si va a llevar a cabo tantas medidas es mejor que las anuncien todas de una vez, ya que es la mejor manera de digerirlo”.

Consecuencias de esta posible subida del impuesto: “reduciría el consumo al encarecerse los productos y, quien no reduzca su consumo, sí verá mermado su capacidad de ahorro. En cuanto a las empresas, las que repercutan la subida del IVA en sus consumidores, verán mermadas sus ventas y, aquellas que opten por asumirlo, verán reducidos sus beneficios”. No obstante, hay un lado positivo, “fomenta las exportaciones, ya que pagaremos el país al que exportemos, no el de nuestro país”. Con esta medida “se pretenden recaudar 8.000 millones de euros, una cifra demasiado pretenciosa”.

Esta semana el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) cifraba las pérdidas de la banca española entre los 218.000 y los 260.000 millones de euros y las inyecciones extras de capital necesitaría entre 50.000 y 60.000 millones de euros, cifras que a Soledad Pellón le parecen “tomadas muy a la ligera, ya que, si hay dos empresas que van a evaluar esto en dos meses y medio, que el IIF lo haga de un día para otro no me parece apropiado, tendrán que ser pormenorizadas”.

No obstante, con las evaluaciones independientes de la banca que llevarán a cabo Roland Berger y Oliver Wyman, “conllevarán una lección de transparencia para recuperar la confianza en la banca española. Quien tenga que asumir pérdidas las asumirá y, los que no puedan asumirlas, se tendrán que quedar por el camino, pues tantas entidades financieras no son viables. La cuestión es de dónde va a salir el dinero que necesiten, si del Estado, del Fondo de Rescate”.

Facbook ya cotiza por debajo de los precios de la OPV. “Ahora no es una inversión atractiva porque es un valor peligroso pues no es un valor que se sustente, es una empresa de Internet que genera valor por la publicidad, no por nada tangible. Hasta que el mercado no valore lo que realmente vale, no entraríamos”.

la experta recuerda que “podemos aprovechar mediante los CFDs los movimientos fuertes y de corto plazo que experimentan ciertos valores, como ha sido el caso de Bankia o Sacyr, o también a largo plazo en valores como Telefónica o Santander, pero es muy difícil saber lo que va a hacer la bolsa en el medio plazo, pues esto dependerá de las inyecciones de liquidez que pueda anunciar Europa o EE.UU. Hasta entonces, seguiremos dando bandazos”.