José Morales, Co-Cio de Mirae Asset, habla de su estrategia de inversión y las oportunidades que existen en estos momentos en los mercados emergentes.
¿Cuál es su visión para los mercados emergentes en este entorno tan incierto?

La visión que tenemos ahora sobre los mercados emergentes es relativamente cautelosa. Hay razones para ser precavidos con el entorno, obviamente. Las preocupaciones clave en este momento están alrededor de China y la habilidad de su gobierno para lidiar con la caída de la economía y cómo evitar este duro aterrizaje. Nuestra visión es que tendrán éxito manejando esto, dado que tienen herramientas suficientes para controlar esa ralentización. Por otra parte creo que la percepción de preocupación y dudas sobre la habilidad del gobierno siguen estando ahí. Hay confusión con la subida de tipos de la Reserva Federal, el momento en que realizará sus movimientos, y el impacto que tendrá sobre los mercados emergentes. Nosotros creemos que será positivo para los mercados emergentes, porque, al final, lo que nos indica esto es que hay crecimiento y eso es lo importante para los mercados emergentes. Dicho esto, el hecho de ser muy cautelosos con los mercados emergentes, no significa que no haya oportunidades de inversión. Lo que creemos es que la forma de invertir en mercados emergentes ha cambiado. Nosotros hemos hecho una aproximación global a la inversión a través de temáticas de inversión como China y los mercados emergentes relacionados. Ahora bien, hay que diferenciar a los mercados emergentes, cada país es diferente y se ve afectado por distintos factores. Y actualmente hay muchos factores que están afectando a los mercados emergentes. Con todo, creo que el punto principal es que estamos en una desaceleración de crecimiento cíclica, así que en este contexto necesitamos centrarnos en el tema del crecimiento secular. ¿Qué es lo que van a necesitar los consumidores de estos países en los próximos 5 o 10 años? Creo que necesitamos enfocarnos en estos aspectos puntuales y creo que aquí es donde se puede encontrar inversión y crecimiento en los mercados emergentes a día de hoy.

¿Qué espera para los países dependientes de Estados Unidos después de la decisión de la Fed?

Creo que los países que son dependientes de Estados Unidos después de la reunión de la Reserva Federal verán un impacto similar al de la mayoría de los mercados emergentes en términos de incertidumbre en cuanto a dirección, la continuidad de la fortaleza del dólar, lo cual pesará en algunos países emergentes más que en otros. Los países que tienen mayores exportaciones a Estados Unidos como a China, como a Corea o Taiwán, tendrán también un impacto. Pero lo que hay que recordar de nuevo es el hecho de que si la Reserva Federal sube tipos, será un síntoma de que hay crecimiento en Estados Unidos y esto será positivo para aquellos países que más exportan a Estados Unidos.

¿Cuáles son sus regiones preferidas para invertir en este momento?

Creemos que Asia es la región más defensiva en los mercados emergentes en este momento. Si piensas en lo qué está pasando en este momento con la fortaleza del dólar: caída del precio de las materias primas y especialmente la caída de los precios de la energía. Ambos factores resultan son beneficiosos para los países asiáticos, porque la mayoría son importadores de materias primas. Es un impulso para el consumo, les ayuda al incremento de las políticas de flexibilización, lo que permite reducir los tipos de interés para lograr a impulsar el crecimiento económico. Ya lo hemos visto y es una de las razones por las que Asia está haciéndolo mejor que Latinomérica y EMEA. Por estos motivos, en este momento Asia es una de nuestras regiones favoritas. Pero lo cierto es que nosotros preferimos, identificar sectores específicos, quizá países pero, principalmente, compañías y temáticas de inversión en una región. Pero lo cierto es que ésta es nuestra región preferida en este momento.

Si hablamos de mercados emergentes no podemos excluir a Latinoamérica y, específicamente, Brasil. ¿Qué espera para la economía de Brasil para los próximos meses y años?

Somos muy negativos en Brasil en este momento. Hemos visto muchos problemas como la crisis monetaria, la inflación es muy alta, la economía se prevé que entre en recesión con tres puntos y medio en negativo de crecimiento del PIB que vemos en este momento hasta el final de año. Lo que ha pasado en Brasil en un primer momento se debió a la caída del precio de las materias primas que tuvo su impacto en la economía. Pero realmente ahora esto se ha convertido en un problema político, que es de lo que estamos hablando ahora. La presidenta Dilma está bajo investigación por un entorno fiscal irregular. Desde el año pasado hay un movimiento potencial para impugnarla, posiblemente en octubre. Por eso la reforma fiscal que estaba en proceso y que se veía como prometedora hace un año, está parada. 

¿Cómo piensa que la caída del precio del petróleo pueda seguir afectando a los países productores como Rusia o Venezuela?

Sí, creo que es un problema para los productores de petróleo claramente. Resulta especialmente interesante el caso de Rusia, uno de los países que han sufrido ese impacto. Rusia es el mejor mercado emergente del año con una subida del 2% en lo que llevamos de 2015, mientras que el resto está cayendo. Evidentemente hay que mirar el precio del petróleo y analizar las consecuencias, pero no todo es eso. Hay que mirar más allá para analizar todos los factores que pueden afectar a Rusia como la divisa y su devaluación, que ha sido una importante cobertura y ha ayudado a la economía. Por tanto, generalmente incluso cuando se habla de sanciones o el precio del petróleo, altos tipos de interés o la inflación, la verdad es que la economía no está tan mal como se esperaba. Otros países han continuado sufriendo. Por eso creo que hay que diferenciar entre todos los tipos de países productores de petróleo como los de Oriente Medio, Arabia Saudí, Abu Dhabi y el tipo de riqueza que estos países tienen. Se pueden permitir vivir con el precio del petróleo a los 50 dólares un par de años sin grandes problemas para sus economías. Creo que está todo un poco más asentado, pero países como Venezuela y Colombia van a seguir sufriendo de manera significante.

¿Cuáles son sus principales posiciones en su cartera?

A la hora de explicar cómo construimos la cartera del fondo, nos gusta hablar de temáticas. Dicho esto, hay que tener en cuenta que cuando miras a los mercados emergentes tienes que diferenciar entre países de Asia y otras regiones. Me gusta más hablar de nuestras temáticas favoritas. Y la verdad es que hay temáticas estructuralmente relacionadas con el crecimiento. Cosas que estén relacionadas con el consumo que viene de la mano del crecimiento de la clase media, el crecimiento de la renta disponible en las regiones. Cuando hablamos de internet, por ejemplo, principalmente en China el comercio electrónico o las finanzas electrónicas van a seguir creciendo a pesar de la caída de su economía. Por eso somos positivos. El sector salud es un algo especialmente importante. Con el incremento de los ingresos de las personas ha aumentado su interés por tener un mejor cuidado. China ha mostrado un gran apoyo a farmacéuticas de genéricos, con lo que se está incrementando la manufactura de genéricos incluso en los mercados emergentes. Obviamente los precios han bajado y ha sido bueno para la industria sobre todo. Pero también cuando hablamos de sanidad la cantidad de gasto en hospitales privados que no hay en la región. Otra de las cosas en las que fijarse es, por ejemplo, los viajes y el turismo. Es algo que ves en todas partes pero si nos centramos en China puede ser un gran catalizador de esto. Los turistas chinos viajan para entretenerse y consumir bienes, que es algo que hemos visto en Latinoamérica. Esas cosas podrían descender un poco porque es un ciclo pero en el largo plazo el crecimiento estructural es muy fuerte y está relacionado con la baja penetración de pasajeros de aerolíneas. Es algo que está ahí y creemos que estas son las principales temáticas de crecimiento estructural a largo plazo.