Las órdenes vendedoras se imponen en el mercado, especialmente el español, donde el Ibex35 ha conseguido mantener los 10.100 puntos. No obstante, pese al tono bajista de la renta variable, Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, reconoce que “si se llegan a perder los 10.100 puntos, el siguiente soporte importante se sitúa en los 9.800 puntos”.

No convence la bolsa española pero tampoco la deuda ¿qué está pasando? Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, recuerda que “hace algo más de un año, el diferencial de la deuda española con la alemana tan sólo se diferenciaba en 20 puntos, algo totalmente aceptable”. Ahora –continúa- “hemos visto cómo Grecia e Irlanda están haciendo que el riesgo de los periféricos vuelva a crecer”. Desde la Unión Europea se establecieron una serie de deberes al mercado español y no hemos hecho los deberes. “Teníamos que haber hecho un recorte drástico del gasto público, de infraestructuras, sanidad, sueldo de funcionarios, reformas que necesitaba la economía para caminar en la senda de la recuperación”, señala. Pero como estos recortes no se están llevando a cabo con la rapidez necesaria, explica, “cuatro meses después estamos peor porque para prestarnos dinero nos piden mucho más porque no se fían”.

La política que ha estado instrumentando la Reserva Federal es inundar de dinero el mercado americano, casi 900.000 millones de dólares. Lo que equivale a bajar los tipos de interés en 75 puntos básicos. Recordemos que el precio del dinero no se puede bajar más en Estados Unidos por lo que la siguiente opción que tienen al otro lado del Atlántico es imprimir muchos más billetes. Si además recordamos que Estados Unidos lleva año y medio diciendo a los chinos que esto no se puede hacer y que debe dejar fluctuar libremente su yuan, ahora es lógico que China se queje.

Dentro del ámbito empresarial, Sacyr Vallehermoso es una de las protagonistas, es una acción tremendamente volátil, da miedo pensar en invertir. Fundamentalmente tiene el 20% en Repsol YPFy esa participación sólo se financia pidiendo un enorme crédito que hay que pagar con los dividendos que está dando Repsol YPF.

En cualquier caso ¿acudir o no a la ampliación de Sacyr? Desde Dracon Partners aseguran que “acudir a esta ampliación es diluir nuestra participación de la tarta”. Frutos, piensa que la constructora “es una acción que no puede tener mayor potencial por sus fundamentos de negocio aunque con tanta volatilidad si puede darnos un margen para hacer Trading”. “Pero no acudiríamos a la ampliación de Sacyr porque no recomendamos tener posiciones en el sector constructor o inmobiliario español y menos en una compañía que tiene un endeudamiento tan grade en una compañía cotizada”, explica.

Dos pesos pesados han rendido cuentas al mercado, tanto Telefónica como BBVA, cuentas que aunque han sido buenos resultados como considera esta experta pero “cuya cotización está siendo penalizada por el “chaparrón” que está cayendo en el mercado”.