Desde un punto de vista técnico de largo plazo, las velas mensuales del S&P 500 nunca se han roto la directriz, por lo que no se puede hablar de que haya debilidad. En cambio, en el corto plazo, sí que rompió la directriz en enero. El S&P tiene un nivel de soporte en 1.830 puntos. Por debajo, podríamos hablar de un giro o cambio de tendencia si pierde el importante soporte de 1.740 puntos.

Desde un punto de vista fundamental, hay que tener en cuenta que la renta variable estadounidense está cara en términos de PER. Además, los beneficios empresariales han crecido en menor proporción que las subidas del índice. Además, creo que la renta variable europea tiene más recorrido.

En España, el Ibex 35 tiene un primer soporte en 9.900 puntos, mientras que su siguiente resistencia está en 10.200 y, posteriormente en 10.500. Si el Ibex 35 perdiera los 9.500 puntos habría que preocuparse, pues conllevaría el cierre del gap bajista que dejó el año pasado. Entonces podríamos tener un giro o un cambio de tendencia.
No obstante, creo que este va a ser el año de la renta variable española.
Dentro del índice, Inditex me gusta por sus fundamentales y, si volviera al nivel de 106 euros, podríamos verla en 109.

El euro-dólar está nuevamente por encima de 1,37 dólares. Parece que los movimientos no responden a los fundamentales, por lo que mejor mirar el análisis técnico y a corto plazo. Es previsible que por la situación americana se apreciara el dólar, pero encontraremos mejores oportunidades a corto plazo haciendo Trading dentro del lateral en el que se está movimiento y teniendo en cuenta los decimales. Así pues, podemos invertir en el euro-dólar entre el soporte de los 1,36867 y la resistencia de los 1,37750 dólares.

En las últimas semanas hemos visto movimientos destacados al alza en algunas materias primas como el oro, la plata, el gas natural o el café. No obstante, debemos tener en cuenta que en el mercado de materias primas hay falta de información y, además, estos activos se mueven por factores naturales. Por ejemplo, el café ha subido porque ha habido una sequía en Brasil. Esto afecta al precio del café ahora, pero no es una tendencia de largo plazo.
El oro ha subido como activo refugio por las dudas sobre emergentes y la retirada de estímulos en EEUU. Sin embargo, no ha habido cambio de tendencia en el oro, a menos que llegue a 1.400 dólares, algo que no veo factible.
Creo que tienen más posibilidad de revalorización los metales industriales. En este grupo, el paladio ha subido mucho por las huelgas en fábricas sudafricanas.
El gas natural también ha tenido una volatilidad espectacular por lo que ha sucedido en Venezuela país que, además, podría comenzar a autoabastecerse.

Este año me gusta mucho la bolsa española y, dentro del mercado español me gusta Almirall, a pesar de que sus beneficios hayan caído en 2013, pero está caída ha sido por una reestructuración que le va a dar un impulso. La acción se puede ir a los 13 euros con un soporte en 12,28 euros.