“Con tanta volatilidad en los meses de verano es difícil hacer predicciones”. Así lo asegura Soledad Pellón, analistas de IG Markets, quien recuerda que desde principios de junio cuando el selectivo español estaba tocando fondos en los 8.500 puntos y ahora estamos encaminados hacia los 10.300 puntos”.
Y es que “parece que aunque aún no han salido los test de estrés, los niveles están aguantando”, explica Soledad Pellón, analista de IG Markets. Sin embargo, esta analista reconoce que puede ocurrir aquello de “compra con el rumor y vende con la noticia puesto que los mercados ya estaban descontando un escenario bastante bueno, sobre todo para la banca española”. Quizá -continúa- “los recortes que se vean en el Ibex35 pueden llegar a tocar de nuevo los 10.000 puntos, el siguiente soporte a tener en cuenta”.

No obstante, “habrá bancos que no pasen este control”, apunta Soledad. Ya lo advierten desde Goldman Sachs: 10 entidades de las 91 que se han estudiado suspenderán las pruebas de estrés y entre las cuales se pueden encontrar compañías españolas como Bankinter o Banco Popular”. Pero si al final el test es positivo, “nuestros bancos pueden tener un comportamiento por encima de la media de su sector. Para el resto, el mercado descuenta que van a ser positivos”.

Y si no se superan…

“Sería el peor escenario posible”. Así afirman desde IG Markets la situación si hubiera algún banco español que no superara las pruebas. Y es que se ha puesto sobre la mesa que los test de estrés ponen en duda si los escenario que se habían planteado para las banca eran muy críticos ya que se habían creado ad hoc para que la mayoría de los bancos pudiera pasarlos y así insuflar algo de aire en el mercado que le hace falta”. En caso de no superarlos -continúa- “los bancos necesitarían hacer una ampliación de capital, pedir fondos aunque sin saber de qué cantidad”. De cualquier forma, Pellón reconoce que “seria muy perjudicial para el conjunto del sector ya que podría volver a contagiar el miedo a vernos inmersos en la crisis europea siendo de nuevo la banca europea la que tiene los problemas”.

“Pero no creo que el escenario vaya a ser tan negativo pero realmente en el caso de no superarlos podríamos ver recortes superiores al 10% fácilmente”, señala.

Sin abandonar el sector, las miradas también están puestas en Banco Santander que sigue empeñado en seguir comprando bancos en Reino Unido y planea sacar al mercado el 20% de su franquicia para financiar RBS. “Las compras que está haciendo son bastante estratégicas, ha hecho ver que ha considerado un mercado bastante importante”, señala Pellón. “Ahora parece que sacará a bolsa su parte británica para poder hacerse con mas de 300 oficinas que pone a al venta RBS”. Soledad apunta a que “ya se rumorea que tendría que hacer una ampliación de capital para hacerse con esa compra ya que el desembolso es bastante importante, cerca de 2.000 millones de euros. Pero de cualquier caso, esta operación no es más que positiva para la entidad”.

Nuevo varapalo para el sector constructor, Fomento rescinde mil millones en obras canceladas… y en este sentido, Acciona y FCC, podrían estar entre las compañías más afectadas. “El panorama para el sector es negativo, cuando se apuntaba a que podían estar en niveles atractivos para entrar, y FCC era una de las candidatas por muchos analistas en las recomendaciones”, apunta esta experta. “Pero ya se veía venir que la crisis, con las reformas que estaba poniendo el Gobierno, está volviendo a hacer mella, hay muy pocas compras de viviendas, muy pocas construcciones y ahora llega el nuevo varapalo del Ministerio de Fomento al cancelar cerca de mil millones de euros en obras públicas”.