“El Ibex 35 está más tocado que el resto de los índices europeos. No puede con la primera resistencia en 7.200”.


Según Roberto Moro, analista de Apta Negocios, comenta que “los 6.700 funcionan como zona pivote del Ibex 35, por debajo de la cual puede pensarse en un movimiento tendencial. Creo que aguantará los 6.700 y tener un tirón hacia 7.200 puntos, en consonancia con los índices americanos que están en predisposición de atacar zonas de resistencia, como el S&P 500 en 1.405 puntos. En cambio, una onda C o tercera pata bajista podría llevar al Ibex 35 a tantear los 6.000 puntos. En el peor escenario, veríamos al Ibex 35 en los 5.800 puntos”.

En el mercado norteamericano, “los índices se han dado la vuelta con un H-C-H invertido, aunque el precio no se ha ido por debajo del segundo hombro, por lo que no se invalida la figura. Si ésta se desarrolla, podríamos ver los 13.200 puntos del Dow Jones o los 1.405-1.420 del S&P 500”. De acercarse a los 1.420, podría confirmar una tercera pata bajista y onda C para conformar una onda plana a 1.265 puntos. Si va a buscar los 1.210, el Ibex 35 buscará los 6.00-5.800 puntos”.

"Ver a BBVA caer por debajo de 5,40 euros no abundaba en un escenario de continuidad alcista. Del mismo modo, los 5,15 euros son una zona de control, donde comenzó el hueco dejado el 29 de junio. Mientras aguante por encima de 5,15 vamos a pensar que está viviendo una corrección, en este caso más profunda por la entrada a cotización de las nuevas acciones. Los 5 euros marcan el límite para salir del título. Si perdiera esta zona, se correspondería con un Ibex 35 perdiendo los 6.700 puntos. No obstante, a corto plazo, podría tener alguna recuperación para cerrar el hueco que está dejando hoy y volver a visitar los 5,75-5,80 euros".

Escenario similar para Santander. “Ha dejado una formación de doble máximo en 5,32 euros. A corto plazo tiene el soporte en 4,88 euros. Habría que estar muy pendientes de que no cierre por debajo de 4,68-4,65 euros, pues empezaría a marcar el límite de permanencia en el valor. A corto plazo es posible que aún tengamos un rebote".

Iberdrola está muy tocada, aunque parecía que quería protagonizar movimientos de recuperación sostenidos si era capaz de cerrar por encima de 3,60 euros, algo que no ha ocurrido. Ahora mismo está tanteando la directriz alcista. Tiene un soporte en 3,36 importante. Cabe la posibilidad de que llegado ahí el mercado reaccione”.

En el mercado de divisas, tras la bajada de tipos al 0,75%, el euro-dólar se sitúa en 1,239 dólares. “Camino de los mínimos en 1,2275. Hace tiempo que los analistas preveíamos que el euro bajara a 1,18 ó, incluso hacia la paridad pero, si en este contexto dramático no se ha producido ese movimiento, dudo que se vaya a producir. Irá a buscar soporte en 1,2275, zona en la que, sino cambian las cosas, podría rebotar”.

Tras la fuerte caída propiciada por la pérdida de 103,60 dólares, “el petróleo se ha detenido antes de llegar al objetivo de los 75 dólares, donde rebotó en octubre del año pasado. No descarto que vaya a buscar ese nivel, ya que no acaba de confirmar por encima de la primera resistencia, en 87,10 dólares, por lo que, sólo con precios de cierre por encima de 88 se podría comprar. Mientras que, permanecer por debajo de 87 abunda en un escenario correctivo cada vez de menos potencia”.

En el oro, “la directriz bajista que nace de la unión de los máximos relativos decrecientes desde marzo está deteniendo el avance del precio. Lo hizo en 1.695, 1.670, en 1.640, 1.630 y, en esta ocasión, en 1.615-1.620. Por lo que lo más probable es que caiga hacia 1.540-1.550 dólares. Sólo cuando quede quebrada esta secuencia, con precios por encima de 1.635, cabría la opción de comprar”.

Las recomendaciones del experto pasan por: “Inditex, Grifols y Red Eléctrica han funcionado de maravilla. A estos valores, les uno Repsol. Mientras el Ibex 35 se mantenga por encima de 6.700 puntos puede convertirse en una buena opción de toma de posiciones compradoras, siempre y cuando, Repsol aguante a precios de cierre 12,55 euros es un título en el que merece la pena tomar posiciones compradoras porque podría subir hasta 13,90 euros”.