Gemma Hurtado, gestora Mirabaur Equity Spain, repasa los factores más importantes de la actualidad en términos de mercados.


¿Qué le parece los resultados que han publicado los bancos, especialmente los de Bankia y Caixabank?

Sigo pensando que hay grandes diferencias entre las entidades del sector bancario español. Por tanto es muy difícil hacer una valoración sectorial. Dicho esto, para el caso de Bankia, lo que hemos visto es algo muy parecido a lo que vimos en los últimos trimestres de 2016, con una parte alta y un margen de interés todavía débil. Un buen comportamiento en comisiones, y una segunda buena palanca de rentabilidad en la reducción de provisiones. Adicionalmente con unos niveles de solvencia y cobertura muy confortables. Para el caso de Caixabank lo que vimos en el primer trimestre de 2017 fue un margen de interés con rendimiento claramente positivo, un buen rendimiento también en el apartado de comisiones, con todos unos resultados creo bastante sólidos y como en el caso de Bankia unos niveles de cobertura también muy confortables.

¿Qué potencial ofrece Bankia para ser la principal posición de la cartera (a cierre de marzo)?

Es cierto que cotizando por encima de 1,10 euros es una compañía que ofrece ahora un potencial limitado. Pero es cierto que hay que tener en cuenta que existe un cierto riesgo al alza de la valoración ante un posible escenario de subida de Euríbor y también ante la posible operación corporativa con BMN.

El 8 de mayo terminan de excluir las acciones de Tecnocom, ¿qué futuro prevé para Indra tras esta absorción?

Considero que esta operación es positiva para Indra. Desde un punto de vista estratégico porque gana posicionamiento en el segmento del pago digital y desde un punto de vista de rentabilidad de negocio por las sinergias que pudieran surgir de la misma. Hemos visto que el equipo gestor ha demostrado su capacidad y habilidades en reestructuraciones. Por tanto pienso que podrían ser sinergias incluso superiores a las anunciadas inicialmente.

¿Cómo valora el “acuerdo” entre Telefónica y Vodafone por el que este último podría utilizar la red de fibra óptica de Telefónica? ¿Qué impacto tendrá para Telefónica?

Considero que es una operación positiva para Telefónica porque va a recibir ingresos recurrentes durante los próximos cinco años y eso le permite hacer más eficiente la inversión realizada en el despliegue. Por tanto, la valoro de forma muy positiva.

¿En qué posición deja esto a Euskaltel?

Desde un punto de vista de negocio con algo más de presión competitiva, desde luego en País Vasco y Galicia. Y luego desde un punto de vista de consolidación donde Euskaltel había hablado como posible objetivo de algunas de las grandes operadoras domésticas quizá esa operación ya haya perdido atractivo dado los términos del acuerdo.

¿Qué entradas y salidas ha hecho en las últimas semanas en cartera?

De todos los movimientos quizá el más destacable sea una nueva posición en Logista, que por debajo de 22 euros por acción ofrecía una valoración muy interesante.