Álvaro Blasco, director de ATL Capital, analiza la situación del mercado europeo en medio de la tormenta griega. 
 
¿Cree que hay luz al final del túnel en el tema de las negociaciones con Grecia?

Las negociaciones con Grecia se alargan y la famosa línea roja que no se podrá traspasar, se retrasa. Incluso ahora se está hablando de que, hasta que el 6-7 de julio tenga que hacer frente a un importante vencimiento, se puede alargar.

Si es cierto que ambas posturas quieren llegar a un acuerdo, aunque hay cosas que son inamovibles para ambos, como el tema de las pensiones. Y, es que, si se relaja la presión sobre la necesidad de actualizar las pensiones griegas y racionalizarlas, otros países europeos podrían cansarse, como España, que está consiguiendo crecer gracias al esfuerzo de los españoles. Por ello, hay cosas que no son admisibles por parte de los miembros de la zona euro. Aun así, llegaremos a un acuerdo. Si no, nos encontraremos con un país –Grecia- en la peor de las situaciones, pues podría enfrentarse a años de depresión.

No obstante, yo creo que el mercado ya ha corregido gran parte de la caída que podría tener si Grecia saliera del euro. Por ello, no hay que salirse ahora, pues los fundamentos del conjunto europeo son buenos y los resultados empresariales están siendo buenos.

El Ibex 35 tantea los 10.700 puntos… ¿qué nivel nos debería preocupar?
El primer nivel en el que debería detenerse esto es en 10.600 puntos. El problema es que estamos ante una situación anómala. Ya no es una corrección porque los inversores vieran el mercado caro, si no por las dudas de la posible salida de Grecia del euro. Esto podría llevar a que países que han hecho grandes sacrificios, relajaran las medidas tomadas.

No obstante, con la perspectiva de crecimiento del 3% de España y con la competitividad de las empresas españolas, nuestra situación no es reflejada por la caída de los mercados. Por ello, en el medio no nos preocupa y, mirando a finales de año, el Ibex 35 creemos que podría estar otra vez en 12.000 puntos.

En la subasta de deuda de hoy a 6 y 12 meses el Tesoro Español ha tenido que subir la rentabilidad. ¿Es preocupante este movimiento o es que era anómalo que nos estuvieran pidiendo tan poco?
Lo anómalo era lo anterior, pues tiene bastante sentido que tengamos que pagar, aunque sea en los cortos plazos. Además, hemos visto que las TIRes a nivel general se han tensado en Europa. De hecho, el bono alemán a 10 años ha pasado del 0,08% al 1%. No obstante, los tipos a los que se está financiando España son extremadamente interesantes y el Tesoro encuentra una demanda muy elevada aún.

¿Es razonable la subida de la prima a niveles de 166 pb con las perspectivas de crecimiento de España?
Es razonable que subiera algo con respecto a abril, pero no responde a la situación económica del país. Poco a poco España irá emitiendo menos y en 2016-2017 se podría reducir la deuda del país. Lo que pasa es que la tormenta griega nos ha afectado a todos.

¿La caída de los bancos españoles está descontando una posible mutualización de la deuda griega?
Es una posibilidad, pero creo que el problema que tiene el sector es que se le va reduciendo el crédito y las nuevas emisiones no cubren las antiguas. Van perdiendo clientes porque las compañías se encuentran con un mercado abierto y prefieren acudir al mercado antes que a la financiación bancaria.

¿Qué espera de la reunión de la Fed de dos días que comienza hoy?, ¿cuándo sería cauto que subiera los tipos EEUU?
Mañana estaremos pendientes al mensaje de la Fed, en el que creemos que harán hincapié a que se subirán los tipos de forma cauta y lenta. Seguramente suba tipos en septiembre, pues es lo que está adelantando la política de comunicación de la Fed.

¿Cómo influirá esto en el EURUSD?
En el momento en que comiencen a subir los tipos en EEUU, el dólar se fortalecerá y la liquidez buscará rentabilidades al otro lado del Atlántico.